La piel de naranja es el tejido graso subcutáneo que se va almacenando hasta sobresalir por la epidermis y conformar una trama de pequeños nódulos que se asemejan a la piel de una naranja.

¿Cómo se origina la piel de naranja?

Debajo de nuestra piel tenemos células adiposas denominadas adipocitos. Ahora, si nos alimentamos bien y nos ejercitamos, estas células grasas no se incrementan. Sin embargo, si tenemos malos hábitos alimenticios y llevamos una vida sedentaria, entonces se desencadena en el organismo la fase uno, llamada “fase edematosa”.

En esta fase se comienza a retener líquido, el cual propicia la formación de pequeños paquetitos de grasa, formados por la unión de aproximadamente 10 adipocitos.

¿Cómo eliminarla la piel de naranja?

  1. Toma mucha agua o consume frutas ricas en este elemento como la sandía, mango.
  2. Haz ejercicio, si lo haces frecuentemente seguramente mejorarás tu estilo de vida y el aspecto de tu cuerpo, además de esto podrás disminuir la celulitis.
  3. Usa cremas anticelulíticas, pero antes de aplicarlas exfolia tu piel.

La piel de naranja es un problema que afecta a 3 de cada 4 mujeres que han pasado la adolescencia y que si bien desde el punto de vista médico no es nocivo para la salud, para muchas de nosotras puede llegar a convertirse en un auténtico quebradero de cabeza, por lo que tampoco podría considerarse estrictamente un asunto estético.