Las compras en línea han aumentado en los últimos meses debido a la crisis del covid-19, y han traído consigo un mercado falso de productos que ponen en riesgo la salud, y aunque se han incautado mascarillas falsas en muchos países, se siguen fabricando en talleres clandestinos con materiales de mala calidad y a bajos costos, es por eso que ante esta nueva normalidad la pregunta que todos se hacen es ¿estoy comprando la mascarilla correcta?

Según El Ministerio de Sanidad de España (MSE) los tres tipos de mascarillas existentes son: higiénicas, quirúrgicas y EPI (equipos de protección individual) y se puede comprobar la autenticidad de ellas con los siguientes pasos:

Mascarillas Higiénicas

Se sugiere su uso para las personas sanas y estas no deben ser usadas por más de 4 horas. Las eficaces deben cumplir con las especificaciones (UNE 0064 y 0065), las indicaciones deben aparecer en el etiquetado del producto, o deben otorgar un folleto, las otras pueden considerarse falsas.

Mascarillas Quirúrgicas

Se aconseja su uso para pacientes infectados con el virus, ya sea que presenten síntomas o no. Para verificar la autenticidad se debe verificar que cuenta con el marcado CE (Certificación Europea), sello de cumplimiento de estándar de calidad UNE-EN 14683 y la especificación de su filtración I o II, de lo contrario, se trata de una máscara fraudulenta.

Mascarillas FFP 1, 2 y 3

Se recomienda para personas que no pueden mantener distancia debido a su trabajo o actividad (médicos o personas cuidadoras de positivos de Covid - 19)

Son las mascarillas más caras y por ende más falsificadas. En esta debe estar impreso el marcado CE, debe tener el marcaje R (reutilizable) o NR (no reutilizable) y el tipo de mascarilla de que se trata con su capacidad de filtración (P1, P2 o P3).

Por otro lado, una vez hecha su compra puede comprobar la eficacia de las mismas con los siguientes datos:

Prueba del agua:

Consiste en verter un poco de salpicadura de agua en la mascarilla y sostenerla en horizontal, si la máscara es genuina el agua se mantendrá en la superficie, pero si se filtra se trata de una falsificación.

Efecto Electrostático:

Se basa en colocar la mascarilla sobre pequeñas partículas de plástico y de esa forma comprobar si su tejido las atrae, eso significaría que es auténtica.

Prueba de fuego:

Se trata de ponerse la mascarilla y tratar de apagar una vela, si esta se apaga significa que existe filtración de aire por lo que la máscara es totalmente falsa.

Prueba de la luz:

Colocar la mascarilla a trasluz y así verificar que la luz no la traspase, si lo hace significaría que es ineficaz. Finalmente, debemos comprender la importancia del uso de mascarillas de calidad, pero nuestra protección será efectiva si seguimos las otras medidas recomendadas como el lavado de manos, uso de gel y distanciamiento social.

Redacción: Karol Pavón

VEA: El Chekeador: ¿Mascarillas de tela reducen el nivel de contagio por covid-19?