Ser parte de la realeza no es para cualquiera, pero nadie puede negar que en algún momento de su vida quiso ser rey. En la actualidad, los privilegios de la monarquía son diferentes pero, ¿hay en realidad formas de convertirse en rey?

Recientemente, la familia real de Inglaterra se encuentra en las portadas tras la renuncia de los Duques de Sussex a sus obligaciones y derechos reales. Mientras unos cuestionan la decisión, otros solo añoran haber estado en sus zapatos.

Convertirte en rey o reina no es algo fácil, mucho menos cuando no tienes sangre azul.

Ser la última persona en el planeta

No tendrás un gran pueblo, pero sí territorio en abundancia. Un rey no es nadie sin súbditos, así que la mejor opción es tomar el liderazgo en una situación apocalíptica. Ya sea por falta de agua, por un ataque de zombies o una epidemia mortal, debes consagrarte con los demás para que te elijan como su rey.

Casarte con alguien en la línea al trono

No serás monarca absoluto, pero sí tendrás privilegios reales y te tratarán como al rey o a la reina una vez tu pareja llegue al trono. La dama que se case con un rey, automáticamente, se convierte en reina; el hombre que se case con una reina se convierte en príncipe.

Ordena la Pizza Burger

Lo más real que te puedes hacer para convertirte en rey es pedir tu Pizza Burger. Solo un rey tendría la potestad para unir comidas opuestas y crear algo increíble por capricho. A parte, también la puedes compartir con tu pueblo.

https://www.instagram.com/p/B1mB9p6nO2d/

En Burger King te tratamos como rey aunque no lo seas. No hay necesidad de esperar un apocalipsis o enamorar a alguien de la realeza para ponerte tu corona.