Investigadores de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, parecen tener la respuesta a la interrogante que ha trascendido de generación en generación, sobre por qué unas personas pueden comer de todo, a toda hora, y no tienen a subir de peso. Según los expertos, la respuesta está en que algunas personas pueden mantener su peso debido a una “ventaja genética”.

El equipo de expertos, liderado por Sadaf Farooqi, indagó acerca del por qué algunas personas se mantienen delgadas, pese a consumir muchas calorías, pese a que además poseen un estilo de vida sedentario.

Temas relacionados

De tal modo que, 14 mil personas fueron analizadas, 1,600 delgados y 1,985 con obesidad, asimismo 10 mil 433 con peso normal. En consecuencia, los resultados lanzaron nuevas regiones genéticas asociadas con la obesidad y la delgadez.

Te puede interesar: Conoce las 6 actividades cotidianas que te podrían estar causando dolor de cabeza

Según el diario español Grandes Medios, los expertos coincidieron en que las personas delgadas tienen un riesgo genético bajo, mientras que en las personas obesas es alto.

“Las personas delgadas y sanas por lo general son así porque presentan un menor lastre de genes que elevan las posibilidades de desarrollar sobrepeso”, dijo Farooqi, “No son moralmente superiores, no se debe a eso”, enfatizó.

Por último, el especialista señaló que “las personas tienen menos control de su peso, menos de lo que pueden imaginar”.

Además: ¿Cuáles son los síntomas más comunes para detectar a tiempo el cáncer de mama?