Según el Fondo Internacional de Emergencia de las Naciones Unidas para la Infancia por sus siglas en inglés (Unicef) uno de cada dos niños están en situación de debilidad alimentaria, lo que convierte a Guatemala como el primer país de América Latina con el índice más alto de desnutrición.

Asimismo, un informe proporcionado por Unicef señaló que el 49,8 por ciento de los niños se encuentran en una situación de desnutrición crónica.

En ese sentido, Guatemala además de ocupar el primer lugar en Latinoamérica con el índice más alto de desnutrición infantil, también alcanza el sexto lugar a nivel mundial, por lo que expertos señalaron que la situación es alarmante en el país centroamericano.

''Guatemala lidera el índice de desnutrición en América Latina y se sitúa sexto a nivel mundial'', informó María Claudia Santizo, oficial de nutrición en Unicef para la Voz de América.

La situación es alarmante, con una tasa de mortalidad infantil del 3,4 por ciento debido a neumonía y enfermedades diarreicas agudas.

''El 54 por ciento de estas enfermedades están relacionadas con algún grado de desnutrición, es el problema fundamental de la infancia, con múltiples consecuencias que perpetúan el ciclo de pobreza'', afirmó Santizo.

Medidas

Para contrarrestar este impacto, surgieron iniciativas como 'Guatemaltecos por la Nutrición', una organización enfocada en combatir la desnutrición en el país.

"La desnutrición crónica afecta el desarrollo cognitivo durante los primeros años de vida, con un niño de cada dos experimentando retraso en el crecimiento", señaló José Eduardo Silva, director ejecutivo del programa.

Silva advirtió que esta condición tiene graves consecuencias en el desarrollo infantil, limitando el acceso a la educación y perpetuando la pobreza.

Conscientes de la persistencia de este problema durante décadas, los impulsores de 'Guatemaltecos por la Nutrición' decidieron implementar un modelo eficiente para abordar tanto la desnutrición crónica como aguda.

José Eduardo Silva identificó varios factores que contribuyen a la desnutrición en Guatemala, entre ellos, destaca el 'determinante biológico', como enfermedades durante el embarazo que afectan tanto a la madre como al feto.

Además, el deterioro del sistema de salud debilitó la capacidad de abordar estos problemas.

Otros factores

Otro factor es el medio ambiente, que influye en la calidad del agua y en la prevalencia de enfermedades relacionadas.

La organización implementó 'Campamentos Nutrimóviles', clínicas equipadas para brindar atención médica y nutricional a comunidades vulnerables.

Tras su implementación inicial, el 79 por ciento de los niños superaron la desnutrición aguda.

Por otra parte, se anunció un segundo campamento que beneficiará a miles de residentes en Huehuetanango.

Para abordar eficazmente las altas tasas de desnutrición, José Eduardo Silva y el doctor Diego Monzón enfatizaron en la importancia de la educación como medio idóneo para erradicar estas cifras alarmantes.

''No se trata solo de proporcionar alimentos, sino de enseñar a las comunidades sobre higiene y seguridad alimentaria'', dijo Silva.

Esta estrategia, denominada 'escuela de vida', busca cambiar comportamientos para abordar las causas subyacentes de la desnutrición.

Ambos expertos creen que este enfoque podría ser replicado en otros países de la región que enfrentan desafíos similares.

La idea es crear un modelo fácilmente adaptable y replicable para abordar de manera integral el problema de la desnutrición.

TAMBIÉN LEA: El Congreso de Perú da su respaldo al gabinete de Boluarte en pleno escándalo de los Rólex