El menor de edad encontrado solo durante la Semana Santa en un camino desértico en la frontera de Estados Unidos, tiene 10 años y es originario de Nicaragua, informó el servicio de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza del país norteamericano.

El pequeño fue puesto a salvo por un agente de la Patrulla Fronteriza quien lo encontró llorando y pidiendo ayuda luego que el grupo de migrantes con el que viajaba lo dejara 'abandonado' en el valle del Río Bravo (o Río Grande) en el extremo sur de Texas.

Según informó la cadena estadounidense NBC News, luego que el oficial encontrara al niño, fue trasladado a un centro de detención de la Patrulla de Fronteras y luego pasó a la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados en el Departamento de Salud y Servicios Sociales.

"Me puede ayudar?, me dejaron botado", fueron la primeras palabras que el menor nicaragüense dijo entre sollozos al agente fronterizo, el pasado 3 de abril. Un vídeo subido en las redes sociales esta semana ha dado la vuelta al mundo.

El menor confió al oficial que iba sin familiares, pero con un grupo de personas que luego lo dejaron solo en la zona desértica.

https://twitter.com/IvanTaylorTV/status/1379764730974326784

Más de 15,000 menores migrantes arribaron solos entre enero y febrero de 2021 a la frontera norte mexicana en busca del sueño americano y otros 200 lo hicieron acompañados, según cifras oficiales de Estados Unidos. De estos, más de un centenar llegaron hasta la violenta Ciudad Juárez y se convirtieron en el reflejo de un fenómeno creciente y extremadamente peligroso, informó la agencia Efe.

TAMBIÉN: 'Yo no quiero que me maten', el desgarrador relato de un niño migrante tras ser expulsado a México

El pasado 31 de marzo, el Instituto Nacional de Migración (INM) de México informó que había localizado a un niño hondureño de cuatro años viajando solo cerca del río Bravo en Reynosa, en el nororiental estado de Tamaulipas.

Iba con otras nueve personas, tres eran mujeres adultas, pero ninguna la reconoció como familiar.

"Escenas como esta son muy comunes, ya que los contrabandistas continúan abandonando a los niños en áreas desoladas, sin consideración alguna de su bienestar", indicó la policía de fronteras.

VEA: Dramático vídeo de migrante hondureño secuestrado por el cártel Nueva Generación en México