El Barcelona tuvo que ponerse el mono de trabajo en el segundo tiempo para no ser eliminado a las primeras de cambio de la Copa del Rey ante un bravo Linares Deportivo, equipo la-tercera categoría del fútbol español.

Xavi Hernández tuvo que recurrir a su artillería pesada tras el descanso y dio entrada a Piqué, Frenkie de Jong y a Dembélé para remontar el gol de Hugo Díaz, que hizo soñar a los 10 mil espectadores que llenaron el estadio de Linarejos.

El Barcelona estuvo incómodo en todo momento ante un rival que le presionó bien y que incluso con el 1-2 tuvo una ocasión para empatar un disparo al poste de Carracedo, aunque en la siguiente jugada un inspirado Dembélé remató al larguero con potencia.

El ochenta por ciento de posesión de los azulgranas en la primera mitad nos les valió para superar al portero Brimah Razak, que en la jugada del empate pudo hacer algo más, y además en un centro de Fran Carnicer fue rematado por Hugo Díaz de cabeza al fondo de la meta del brasileño Neto.

https://twitter.com/FCBarcelona_es/status/1478841598242955266

En esta primera mitad solo Jutglá y Jordi Alba pudieron empatar, pero el Linares se defendió bien y con orden puso contras las cuerdas al Barcelona, que en el segundo periodo dio un paso adelante para remontar el partido y que no se le atragantara la víspera de los Reyes Magos.

En seis minutos le dio la vuelta al marcador gracias al empuje de Dembelé y al acierto del joven Ferrán Jutglà y selló una trabajada victoria en Linares Deportivo, en un partido donde 64 años después volvieron los azulgranas a jugar en la provincia de Jaén.

Vea además: Real Madrid borra los fantasmas en Alcoy y encamina su ruta a los octavos de la Copa del Rey