Miles de peregrinos y feligreses de todos los rincones del país se congregan para expresar sus agradecimientos y realizar devociones a la 'Morenita'.

Entre los devotos se encuentra Roselia Castillo, proveniente de La Paz, quien decidió acampar en los alrededores de la Basílica como parte de su peregrinaje. Su visita a la capital tiene un propósito claro: cumplir con las promesas hechas a la Virgen de Suyapa.

Relató que solicitó la intervención divina por la vida de su esposo, quien sufrió un grave accidente, perdiendo incluso uno de sus ojos. Afortunadamente, su esposo sobrevivió y se une a ella para expresar su agradecimiento a la Virgen.

"Debemos mucho, ella (la Virgen) nos ha hecho demasiado. Venimos a pagar (la promesa) porque mi esposo tuvo un accidente y perdió el ojo. Él aquí anda, no se ha quedado, siempre viene", compartió Castillo a TN5 Matutino de Canal 5.

VEA: La Virgen de Suyapa le curó de leucemia: impactante testimonio de vida de menor hondureño

Hallazgo de la Virgen y alborada

La historia de la Virgen de Suyapa se remonta al 3 de febrero de 1747, cuando los campesinos Alejandro Colindres y Lorenzo Martínez descubrieron la imagen de 6.5 centímetros de altura tallada en madera de cedro en la aldea El Piligüín de Tegucigalpa.

En 1925, el papa Pío XI la declaró Patrona de Honduras, estableciendo su día festivo el 3 de febrero. La construcción de la Basílica, cercana a la capilla que lleva su nombre, se llevó a cabo en 1950.

Como parte de las festividades conmemorativas, este 2 de febrero se llevará a cabo la 31ª alborada musical, un evento que reunirá a miles de feligreses y artistas nacionales.

LEA: Fuerzas Armadas rinden homenaje a la Virgen de Suyapa con una misa