A siete meses después de ser extraditado y a 11 días de que la jueza Denise L. Cote desganara el 12 de junio de 2024, como fecha del juicio para Arnoldo Urbina Soto, de no cambiar la declaratoria de no culpable, Urbina tendrá a Devis Leonel Rivera como uno de los principales testigos en el juicio.

Y es que "El Cachiro" se convirtió en la voz más temida de la Corte del Distrito Sur en Nueva York.

Sus relatos hacen hecho temblar no solo a los acusados, sino a quienes fuera de sus fronteras salen salpicados con sus revelaciones.

Y para Urbina, Devis Leonel es la pieza clave que develará las operaciones que este clan de Yoro realizó en favor de "Los Cachiros", en el mundo de las drogas.

Con la frialdad que caracteriza a "El Cachiro", no dudará en sacar a luz toda la vinculación de los Urbina en el narco.

Si en ese lapso hasta el 3 de marzo de 2024, fecha que tiene tanto la Fiscalía de Nueva York, como la defensa de Urbina para maniobrar con mociones previas al juicio.

Si Urbina no cambia su declaratoria de no culpable, pasará por el trago de los testimonios y pruebas que en su contra tiene la Fiscalía

Aún falta mucho camino que recorrer y con las jugadas de los fiscales estadounidenses buscando la colaboración de Urbina o con las estrategias de la defensa, puede ser que la fecha de juicio cambie o se confirme para junio de 2024.

Los Urbina en el narco

Arnaldo, Carlos Fernando y Miguel Angel Urbina Soto, aparecen acusados por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York por 3 cargos, según la acusación que se formuló el 18 de julio de 2018.

Las actividades de narcotráfico de los hermanos según la acusación iniciaron en el año 2004 y hasta al menos el 2014.

El operar se concentró en el departamento de Yoro, zona que los hermanos Urbina dominaron, era el territorio en el que recibían los cargamentos de cocaína desde Venezuela y Colombia.

Las cargas llegaban por la vía aérea y los pobladores recuerdan que esas operaciones se daban en las noches.

Para nadie era extraño escuchar los motores de las aeronaves que surcaban los cielos y el cierre de los ejes carreteros mientras las descargas se hacían en la zona.

"En Punta Ocote y El Negrito eran los puntos para las operaciones. Aquí nadie podía salir cuando estaban descargando, nos mataban", dice uno de los vecinos en Yoro.

Décadas de control, de una violencia que despojó a los pobladores y los hizo desplazarse son parte de los relatos que cuentan los yoreños.

Arnaldo Urbina Soto el 31 de enero al ser extraditado a EE:UU.

Querido en el penal

Tanto en el penal de El Progreso, Yoro, como en el Primer Batallón, recuerdan a Arnaldo Urbina Soto como respetuoso, amable y servicial.

"Era atento, humilde, apoyaba a sus compañeros y conseguía cosas en la cárcel, lo que se dice no es compatible con lo que vimos de él", relata uno de los compañeros de hogar.

Aseguran que se integró con todos los privados.

"Participaba en las actividades, era querido, colaborador y era coordinador del hogar donde estaba. Jamás lo vimos peligroso".

Era tanto el cariño que recuerda que personas de las aldeas de Yoro, llegó a verlo al penal

El juicio

Que Arnoldo Urbina Soto se someta a un juicio, significa que el exalcalde no dará ningún tipo de colaboración a la fiscalía.

Entonces, un jurado lo juzgará por los delitos de conspiración para importar cocaína a Estados Unidos.

La expectativa de los hondureños era que este hombre, al que los pobladores de Yoro llaman "la cara buena de los Urbina", colaborará y diera luces de las operaciones e implicados en el ilícito.

Pero hasta ahora, un asomo de colaboración no parece ser una opción. Pero nada está escrito, aún faltan varios meses para ver la evolución del proceso que lo mantiene bajo las rejas en Nueva York.

Arnaldo Urbina lo extraditaron hacia Estados Unidos el 31 de enero de 2023 y compareció en su primera audiencia en Nueva York el 1 de febrero de 2023.

LEA: Arnaldo Urbina Soto temía por su vida y pidió que lo extraditaran con traje especial, ¿qué llevaba por dentro?