Tras la llegada de los "Black Mamba Sandcat", el pasado miércoles 31 de enero a Puerto Cortés, en el norte de Honduras, este día los trasladaron hasta las instalaciones de la Secretaría de Seguridad, ubicada en Tegucigalpa.

De acuerdo con el ministro, estos dos vehículos forman parte del primer lote de 10 autos que se adquirieron con el presupuesto de seguridad del año 2023. Cada auto cuesta unos 10 millones de lempiras.

El resto de las unidades de combate llegarían en el transcurso del mes de febrero.

Sánchez explicó que ya están realizando las gestiones para comprar otros 5 automóviles 'Black Mamba Sandcat', conocidos también como 'armadillos policiales'.

"Es una necesidad que se requiere para que existan las condiciones tácticas y seguras para que los elementos de la Policía Nacional puedan enfrentarse a estructuras criminales", señaló.

Aunque no especificó en qué parte del país operarán estos dos autos tácticos, Sabillón explicó que la intensión es distribuirlos en todo el país.

Uso de los 'Black Mamba Sandcat'

Estos vehículos se van a utilizar para el combate a la extorsión, el secuestro, el narcotráfico y todas las formas de crimen organizado del país, según las autoridades.

Los 'Black Mamba Sandcat' son vehículos tácticos blindados 4x4 diseñados para operaciones militares y policiales. Tienen la capacidad de transportar hasta 13 pasajeros.

Entre sus características se incluyen cristales blindados laterales y traseros con protección de malla contra vandalismo.

Además, cuentan con una torreta de luces, barras con luces LED, luces estroboscópicas, sirena, altavoz, cámara de reversa, sistema de comunicación, estribos, agarraderas y, posiblemente, un sistema supresor de incendios.

Llegan dos vehículos blindados 'Black Mamba Sandcat' a Honduras