El incendio habría iniciado a las 11:00 del mediodía de este jueves, por lo que miembros del Cuerpo de Bomberos llegaron al lugar para controlar el fuego, dijo Coello en Noticieros Hoy Mismo de TSi.

Los bomberos fueron instalados en el primer anillo de seguridad conformado por las autoridades previo a entrar a la cárcel para apagar el incendio y tomar el control del lugar, expresó Coello.

El vocero de la PMOP aseguró que se activaron varios anillos de seguridad a lo externo e interno del presidio para actuar ante el supuesto amotinamiento de los reclusos.

VEA: PMOP niega denuncias de torturas y vejámenes en cárceles de Honduras; pide le presenten pruebas

Personas ubicadas en las cercanías de este lugar informaron sobre supuestas detonaciones de armas de fuego que se escuchaban y, aseguran, salían del centro penal.

Familias de reos buscan información

Familiares de los privados de libertad llegaban corriendo al recinto penitenciario, desesperados por tener información de sus parientes.

Por seguridad, la Policía Militar no permite el ingreso de personas a la cárcel.

Las cárceles de Honduras están bajo una intervención de la PMOP por orden de la presidenta del país, Xiomara Castro, tras el fracaso de una comisión que dirigía la subsecretaria de Seguridad, Julissa Villanueva.

El cambio de autoridades para intervenir el sistema penitenciario se hizo el 21 de junio, un día después de la muerte de 48 mujeres en la Penitenciaría Nacional de Adaptación Femenina (PNFAS) ubicada en la aldea de Támara, a unos 22 kilómetros al norte de Tegucigalpa, capital de Honduras.

Muertos por incendio en penal de Comayagua en 2012

En febrero de 2012 se registró un incendio en el presidio de Comayagua dejando 360 privados de libertad muertos y una mujer que se encontraba en el lugar visitando a su pareja.

Un informe del Ministerio Público y de un equipo de expertos de Estados Unidos determinó que el incendio fue por causas accidentales.

Sin embargo, en mayo de 2022 un tribunal de justicia, en repetición de un juicio, declaró culpables a cuatro exfuncionarios del centro penal.

El exdirector de la cárcel Wilmer Obdulio López y el encargado de las llaves de la penitenciaría, José Víctor Mejía, fueron condenados por 360 homicidios culposos y la violación de los deberes de los funcionarios.

Por su parte, el encargado de la seguridad de la Granja Penal, Rito Yánez Lico, y el comandante de guardia, Santos Soriano López, fueron sentenciados por violación de los deberes de los funcionarios, ya que eran responsables de la protección de los presos.

TAMBIÉN: Cerca del 50 % de los reclusos hondureños no han sido condenados: INP y Conaprev