Un fuerte enfrentamiento se originó este martes entre policías y manifestantes en la carretera CA-5, a la altura del desvío El Conejo, tramo que conduce al departamento de La Paz, que dejó como resultado al menos 10 personas lesionadas.

Los protestantes, que exigían la reparación de calles en diversas comunidades de ese departamento, mantuvieron tomados los cuatro carriles de la principal carretera del país.

Tras varias horas de toma, la Policía Nacional mediante unos 300 efectivos, se hizo presente al lugar para pedirles a los manifestantes que habilitaran el paso vehicular y evitar ser desalojados.

LEA: Hondureño protesta por despido de la ENEE subido a un poste

No obstante, ante la negativa de los protestantes, la Policía utilizó la fuerza para desalojarlos, y según un video que circuló en redes sociales, se aprecia a un agente policial disparar su arma de reglamento, lo que origina una reacción inmediata de la comandante a cargo de la operación.

"No saques el arma, deja de disparar, ándate de aquí", se escucha decir a la comandante de la Unidad Departamental de Prevención de La Paz (UDEP-12), subcomisionada de Policía Jessyca Aguilar, a un subalterno.

La Policía Nacional tras el incidente, aclaró que el uso de la fuerza letal es inaceptable, excepto en situaciones extremas que pongan en peligro inminente la vida de los ciudadanos o de los agentes mismos.

"Fue una manera de instar a sus subalternos a que eviten en todo momento el uso de la violencia y que solo se empleen las armas de fuego como último recurso y de manera proporcionada a la amenaza enfrentada", señaló la institución policial.

VEA: ¿Qué calles estarán cerradas por la marcha del 1 de mayo en Tegucigalpa?