Además de la rehabilitación, se espera que los propietarios de las unidades de transporte, cuyos conductores den positivo en los exámenes antidoping, apliquen medidas rigurosas para garantizar la seguridad en las calles, agregó la institución.

El pasado 15 de agosto, en colaboración con el Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT) y la Dirección Nacional de Vialidad y Transporte (DNVT), el Ihadfa llevó a cabo pruebas antidoping a 135 conductores del transporte público en el bulevar Suyapa de Tegucigalpa, capital de Honduras.

Los exámenes revelaron que de 8 a 10 personas, es decir, entre el 6 % y el 7 % de los conductores, presentaron resultado positivo en consumo de clorhidrato de cocaína.

El director de Tratamiento y Rehabilitación del Ihadfa, Lenín Fu, afirmó que los resultados de las pruebas son "completamente confiables" debido a la certificación otrogada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

Estas pruebas antidoping abarcan 11 tipos de drogas distintas, siendo las más comunes en Honduras la cocaína, la marihuana y el crack.

"Como instituto, queremos comunicar que las pruebas que utilizan el Ihadfa están certificadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos, lo que garantiza la ausencia de resultados falsos positivos o negativos, asegurando la veracidad de los resultados", declaró Fu.

LEA: En operativos sorpresa a buscarán a conductores de 'rapidito' que anden 'bolos' o 'drogados'

El anuncio de estas medidas de rehabilitación y control de conductores del transporte público se generan después del accidente de tránsito suscitado el pasado 31 de julio en el bulevar Suyapa de Tegucigalpa, que cobró la vida de una persona y dejó a casi una decena de heridos.

La prueba de alcoholemia reveló que el conductor de la unidad de transporte involucrada, quien sobrevivió al siniestro, se encontraba bajo los efectos del alcohol en el momento del accidente.

Según estadísticas oficiales, los accidentes de tránsito, muchas veces atribuidos al consumo de sustancias y el incumplimiento de las leyes, ocupan el segundo lugar como causa más común de muerte violenta en Honduras.

En lo que va de 2023, se han registrado alrededor de 9,100 accidentes de tránsito, con un saldo de 1,088 fallecidos y 2,599 heridos, según datos proporcionados por la DNVT y actualizados hasta el 26 de agosto.

VEA: Accidentes de tránsito han dejado cerca de 1,100 muertos en 2023, hasta agosto