La defensa del exoficial de Policía Mauricio Hernández Pineda solicitó al juez Kevin Castel que ordene al gobierno que presente toda la evidencia que tiene real o implícita para investigar adecuadamente y preparar la defensa del juicio.

Richard J. Ma, defensor dijo que tras la revisión de la prueba y los 3,500 materiales revelados hasta ahora, "existen numerosas inconsistencias significativas que constituyen material exculpatorio que la defensa tiene derecho a recibir.".

Es injusto dice el abogado que Hernández Pineda, arrestado a principios de 2020 que, "haya tenido que esperar hasta esta última etapa para enterarse finalmente de las inconsistencias en las acusaciones de uno de los principales testigos del gobierno".

Asegura que, si la evidencia sea exculpatoria o acusatoria, se hubiera entregado, el resultado sería diferente.

El defensor asegura que el gobierno argumentará para lograr la condena de Hernández Pineda, prueba basándose completamente en el testimonio de los testigos que cooperaron.

"En el juicio del acusado, la credibilidad de los testigos será el factor principal que el jurado deberá considerar al sopesar la evidencia", señala.

¿Qué pide la defensa de Hernández Pineda?

Pide la declaración de cualquier testigo que exculpe o arroje dudas sobre la supuesta participación de Hernández en cualquier evento relevante, independientemente de si fue hecha oralmente, por escrito o se registró en las notas del gobierno.

Además, la declaración relacionada con algún incidente o acusación relevante para el gobierno contra el acusado de cualquier testigo que sea materialmente inconsistente con la declaración de otro testigo.

También la prueba que pueda considerarse prueba de juicio contra cualquier testigo que el gobierno contemple convocar para el juicio.

A pesar de la gran cantidad de evidencia en el caso que surge de una investigación desde al menos a 2015, refiere que una pequeña parte es la que menciona o relaciona a Mauricio Hernández Pineda.

"Ninguno parece implicar el acusado en los delitos imputados", refiere.

Menciona que en septiembre de 2019, en el de Tony Hernández, testificaron varios co-conspiradores que cooperaron y tres de esos testigos declararon que Hernández participó en la supuesta trama de narcotráfico.

"Sin ninguna evidencia no testimonial para corroborar dicho testimonio, la defensa se vio obligada a esperar la publicación parcial de los 3500 materiales y el 9 de mayo de 2023, determinar cuándo estos testigos revelaron acusaciones contra el acusado", señala.

Según el defensor solo ha revisado recientemente los 3500 materiales críticos para evaluar la credibilidad y consistencia de esos testigos.

Y solicita que el gobierno revise de manera exhaustiva las declaraciones de testigos para identificar aquellas declaraciones que proporcionan prueba de descargo o acusación contra Hernández Pineda.

Fiscalía guarda evidencia

Según Richard J. Ma, en mayo de 2023 descubrió que el gobierno ha tenido en su poder desde 2019, evidencia importante.

"Esto ha colocado a la defensa en una situación injusta, solo he examinado la veracidad de la prueba contra Hernández Pineda en los últimos meses previos al juicio", lamenta.

Hay a criterio del abogado testigos que han variado significativamente durante el curso de sus comunicaciones con el gobierno, inconsistencias.

El defensor se pregunta: ¿Cuándo el gobierno está obligado a entregar esta evidencia y en qué forma?

"El gobierno solo ha proporcionado materiales parciales de los 3,500. Por consiguiente, hay ejemplos claros de inconsistencias como evidencia en el juicio, la que, si se hubiera proporcionado a la defensa cerca del juicio o si el gobierno no la hubiera revelado, constituiría una violación", señala.

Estando a tres meses del juicio, el defensor de Mauricio Hernández Pineda dice que el caso está basado enteramente en el testimonio de testigos colaboradores (sin apoyo de evidencia no testimonial).

"Solo pido que mi representado tenga la oportunidad de examinar adecuadamente la calidad de la evidencia en su contra e investigar".

"Que entreguen las pruebas"

En conclusión, Richard J. Max pide al gobierno que entregue inmediatamente todas las pruebas exculpatorias o de acusación.

"La divulgación tardía de evidencia estando tan cerca del juicio podría limitar o negar los intentos de la defensa de investigar adecuadamente dicha evidencia", señala la defensa.

La divulgación tardía de esas pruebas asegura que ha obstaculizado las negociaciones de declaración de culpabilidad que en su momento ha intentado hacer el exoficial de la Policía.

"La defensa ha sido incapaz, hasta la reciente divulgación parcial de 3,500 materiales, de hacer retroceder la narrativa del gobierno y hacer un “uso efectivo” de dicho material de juicio", concluye.

Richard J. Ma asegura que Hernández Pineda fue un personaje menor en comparación con figuras como Tony Hernandez y el ex presidente Juan Orlando Hernández.

"Hernández era un actor menor en la conspiración de narcotráfico que existió en Honduras durante los últimos veinte años", señala.

Lea: Mauricio Hernández Pineda buscó persuadir a 'Chande' Ardón de no entregarse a EE. UU.