Según lo informado por el Ministerio Público (MP), contra Guillén Suazo se emitió un requerimiento fiscal por considerarlo responsable de los delitos de privación injusta de la libertad, torturas y asesinato en perjuicio de Franklin Francisco Díaz López.

Igualmente, le dictó la misma medida al oficial de la Policía Nacional, Franklin Adonay López Gómez, procesado por los delitos de falsificación de documentos y encubrimiento de privación injusta de la libertad.

Favoreciéndolo, según el MP, al omitir los ilícitos de encubrimiento de asesinato, encubrimiento de tortura en perjuicio de la fe y administración pública.

Por este caso, el juzgado de letras señaló la audiencia inicial contra el primer imputado para este viernes 16 de febrero de 2024 a las 8:30 de la mañana.

LEA: Dictan detención para coronel de las FF. AA. acusado por muertes durante protestas electorales en 2017

En este mismo expediente, el MP recientemente presentó un recurso de apelación por la resolución emitida por el órgano competente al dictar auto de formal procesamiento con medidas distintas a la prisión preventiva en contra del teniente coronel del Ejército Carlos Roberto Madrid Nolasco.

A Madrid Nolasco, el juez únicamente lo procesó por el delito privación injusta de la libertad en perjuicio de cinco ciudadanos, pese a que el MP le imputó los delitos de tortura y asesinato en perjuicio de Díaz López.

Los hechos

De acuerdo a las investigaciones realizadas, Madrid Nolasco, Guillén Suazo y los elementos de tropa López Gómez junto con otros dos miembros más, montaron el 21 de febrero de 2020 un operativo en la zona del Valle de Amareteca, Francisco Morazán.

No obstante, al realizar una inspección bajaron de un autobús y sin tener una orden judicial detuvieron de forma ilegal a dos jóvenes mujeres.

Seguidamente llevaron a ambas damas hasta su casa de habitación ubicada en la colonia Miramontes de Tegucigalpa, donde los oficiales de las Fuerzas Armadas con su contingente de efectivos ingresaron también armas y drogas al lugar.

Posteriormente, hicieron creer al juez mediante informes de investigación y declaraciones falsas que pertenecían a los detenidos, sin embargo, el MP logró comprobar la falsedad del mismo.

En la vivienda, también se encontraban cuatro ciudadanos más, entre ellos la víctima, a quien torturaron y asesinaron; días después encontraron el cuerpo sin vida en la zona sur del país.

VEA: Conceden extradición de Roberto Cosenza; él quiso ser juzgado en EE. UU.