Enrique Reina ha formado parte de delegaciones en Bélgica, Estados Unidos e Inglaterra. El 27 de enero, luego de su magistratura en el Tribunal de Justicia Electoral, se le nombró canciller de la República. Reina, abogado de 53 años y récord nacional en lanzamiento de martillo, habló con En Primera Plana de tunota acerca de los retos que enfrenta Honduras en cuanto a política exterior.

Lea esta información y otra en nuestra versión PDF:

Señor canciller, usted dijo que había recibido Cancillería algo atada, ¿hasta qué punto estaba atada esa secretaría?

Ocurrió, como está pasando en varias instituciones de gobierno, que a mucho personal que está bajo contrato desde el punto de vista del funcionamiento, los pasaron a permanente, con el decreto que se aprobó (para pagar prestaciones); lo que generará realmente una complicación si se busca nombrar nuevo personal.

¿Se va a revisar la Ley del Servicio Exterior?

Sí, se va a revisar; la ley actual dice que cuando se decida enviar a un personal diplomático prácticamente la presidenta le tendría que pedir permiso a la Comisión de Escalafón. Fueron 12 años de gobierno del Partido Nacional y la gente que está responde a esas políticas, entonces, sí amerita una revisión exhaustiva.

¿Se va pedir un TPS para los que se fueron en tiempos de pandemia y afectados por Eta y Iota?

Lo hemos mencionado en las reuniones que hemos tenido con la presidenta y la vicepresidenta de EEUU Kamala Harris; creo que el país ha enfrentado calamidades, no sólo las naturales sino también las creadas por el hombre, como la corrupción.

¿Cómo se hará para que Honduras se reincorpore a esa política anticorrupción de EE.UU. que han planteado?

En la petición que hace la presidenta a Naciones Unidas (para traer una CICIH) se enfoca en varios temas. Uno es la corrupción, que es un mal integral, porque no sólo obedece a los temas relacionados a los funcionarios públicos, también abarca cárteles a nivel transnacional y a veces también al sector privado.

¿Se va a tratar de dar a la CICIH facultad para acusar directamente, algo que no tenía la MACCIH?

Pienso que esa es la siguiente etapa, lo que pasó con la MACCIH es que era más un asesor, se tiene que buscar un mecanismo intermedio que respete el monopolio de la acción criminal del Ministerio Público o la acción jurisdiccional de los tribunales de la República para que la CICIH tenga la capacidad de generar investigación a más alto nivel.

¿Se va a permitir presentar casos siempre por el MP o directamente?

Siempre por el Ministerio Público, lo más probable es que Naciones Unidas envíe una misión de expertos y estos criterios se van a discutir.

¿Como querellante adhesivo podría ser una figura que se podría aplicar?

Podría ser una figura interesante.

¿Hay una imagen en el exterior de narcoestado en Honduras?

Sí, la imagen que uno se debería de llevar a la cabeza es que un exjefe de Estado está siendo acusado en tribunales internacionales.

¿En ese punto se va a enfocar en parte la política exterior, en cambiar la imagen de un narcoestado?

Hay que adecentar esa imagen y demostrar que hay una política seria de la presidenta contra la corrupción, que los mecanismos de justicia mejoren; también un tema fundamental es la atención de los hondureños y hondureñas en el exterior, ellos contribuyen casi un 20 o 23% al PIB con sus remesas.

¿Cuántos años lleva como diplomático?

Mi primer puesto fue en 1994, como primer secretario de la Embajada en Bruselas, continué en Cancillería hasta el 2000. En ese año renuncié, pero también trabajé en temas de política exterior, fui consultor del BID y del Banco Mundial. Volví con el expresidente Zelaya como vicecanciller en 2006, hasta que fui nombrado como ministro de Comunicaciones en 2008 y finalmente, después del golpe de Estado, se me asignó llevar la embajada en Casa Blanca; en abril de 2010 estuve en la OEA asignado en Bolivia y en 2013 participé como candidato designado de la presidenta Castro. Después volví a retomar y fui asignado por la OEA en Bolivia de 2014 a 2019, hasta que regresé siendo magistrado del TJE.

¿También participó en los Juegos Centroamericanos?

Sí, hice atletismo, fui lanzamiento de martillo, participé en los cuartos, en los quintos, séptimos y todavía en 2006 tuve un intento y fui campeón centroamericano, récord por 10 años de martillo. Todavía el récord nacional es mío y este es de 54.36 metros.

VEA: Juan Carlos Barahona: 'Me genera incertidumbre perder pasión por la radio'