"¡Fuera Natalie!, ¡Fuera Natalie!", eran parte de las consignas que gritaban los empelados de la SEDH, quienes colocaron en los portones de acceso varias banderas de Honduras y del Partido Libertad y Refundación (Libre) en forma de protesta.

"Es innegociable el párrafo dos del pronunciamiento, que dice: fuera la ministra de Derechos Humanos con sus achichincles", manifestó José Vásquez, empleado de esa dependencia estatal.

La crisis en la Secretaría que irónicamente debe velar por el respeto de las garantías fundamentales de los hondureños, se salió de control y sus empleados comienzan a preguntarse "porqué la presidenta Xiomara Castro no actúa".

LEA: Crisis en la SEDH obliga a la presidenta Castro a revisar desempeño antes de seguir perdiendo aliados: analistas

Esto último, dado que ya no aguantan los supuestos malos tratos y el hostigamiento laboral por parte de la funcionaria, según lo denunciado por los protestantes.

"Nos cansamos de la soberbia, de la prepotencia, del atropello. El silencio nos enferma, a lo interno de la Secretaría de Derechos Humanos es una incoherencia el respeto al mismo", indicó Kenia Irías, otra empleada de la SEDH.

Pronta atención

Sin embargo, esta conflictividad interna también alertó al Comité por la Libre Expresión (C-Libre), quien exigió al Ejecutivo hondureño "no mirar de reojo" esta problemática y ponerle una seria atención.

"Es pertinente que se haga una evaluación, no solamente de la ministra -Natalie Roque-, si no de todo el personal en esta institución. Esto no es un tema personal, es un tema de atención gubernamental urgente", declaró Amada Ponce, directora ejecutiva de C-Libre.

El noticiero Telenoticias de TN5 busco la reacción de Roque, no obstante, no se obtuvo respuesta por parte de la funcionaria.

Además, se conoció que la titular de la SEDH tomó la decisión de aplicar la medida de teletrabajo por el tiempo que dure la protesta.

VEA: Guido Eguigure, viceministro de DD HH, renuncia por divergencias con la ministra Roque