El excandidato a diputado por el Partido Salvador de Honduras (PSH), Roberto Paiz, cuestionó el domingo (16.01.2022) la reforma hecha recientemente a la Ley Orgánica del Poder Legislativo, en la que se aprobó una serie de beneficios y derechos para los 128 diputados suplentes del Congreso Nacional.

A través de su cuenta de Twitter, Paiz expresó que "el Congreso saliente merece un rótulo: Traidores, apátridas, sinvergüenzas, ladrones, cobardes, mentirosos, hipócritas".

Un día antes, el sábado (15.01.2022), el pleno del Legislativo aprobó, mediante dispensa de dos debates, una reforma al artículo 49 de su ley orgánica. Dicha enmienda otorga a los diputados suplentes un salario con base en el 60 por ciento del percibido por los propietarios.

LA NOTA: Congreso Nacional aprueba reforma que permitirá a diputados suplentes devengar un salario

"Aunque no estén integrados con voz y voto en el pleno, todos los diputados suplentes que cuenten con la credencial de dicha condición deben ser incorporados al Congreso Nacional y recibirán todos los beneficios", reza parte de la reforma aprobada el sábado.

Actualmente, los legisladores titulares devengan un salario mensual de 90 mil lempiras, mientras que sus suplentes uno de 40 mil. Pero ahora, con la reforma, éstos últimos pasarán a recibir un sueldo mensual de 54 mil lempiras, más seguros médicos y viáticos, entre otros beneficios.

'No afecta finanzas'

Aunque Tomás Zambrano (Partido Nacional), secretario general del Legislativo, aseguró que la reforma no repercutirá en las finanzas de ese poder del Estado, algunos diputados de oposición, entre ellas Doris Gutiérrez (Pinu) y Karla Medal (Partido Liberal), reaccionaron en contra.

Paiz, quien aspiró sin éxito llegar al hemiciclo legislativo durante las elecciones generales 2021, también continuó su severa crítica mediante redes sociales.

"Siguen y siguen haciendo lo incorrecto [...] Son léperos, perversos, no tienen corazón. Ven al pueblo salir en caravana y ellos se recetan doblar su presupuesto", señaló.

Caravana

El sábado, una caravana con al menos 800 migrantes partió desde San Pedro Sula, Cortés, hacia Guatemala, con el propósito final de llegar a los Estados Unidos.

Sin embargo, fuerzas policiales y migratorias del país vecino disolvieron rápidamente varios de los grupos y devolvieron a muchas de las personas hacia sus lugares de origen.

LE PUEDE INTERESAR: 'El sueño de Jotsan no se pudo cumplir': familiares de hondureño que murió en el río Bravo piden ayuda para su repatriación