Tras la salida de la EEH, las autoridades prometen eliminar los casi 350,000 promedios que le han aplicado de forma reiterada a la factura de los abonados, asegurando que solo aplicarán dos promedios y al tercero, la ENEE deberá otorgar un crédito para compensarlo.

"Con la nueva normativa, que la acabamos de cambiar, se van a permitir dos promedios, sino se resuelve el usuario va tener que recibir un crédito que será posiblemente una disminución del cobro, que representará una pérdida para la ENEE", mencionó Wilfredo Flores, comisionado de la Comisión Regulatoria de Energía Eléctrica (CREE).

Estos cambios en la medición y cobro del servicio de energía, así como la eliminación de los promedios, será la primera prueba que deberá pasar ante los abonados la Unidad Técnica de Distribución y Control de la ENEE, que asumió las funciones de la EEH.

"Tienen la oportunidad de mejorar y de cambiar y de transformar la empresa más grande pública que tiene el país. Entonces, eso es lo más importante, el tema de pérdidas, de promediación, de lecturas, modernización y la mejora de los sistemas de distribución en el país que tienen décadas de que no se han tocado", dijo Darwin Ponce, presidente de la Asociación de Protección al Consumidor.

Etapa crítica

Esta es una etapa crítica, considera el sector empresarial, que desde ya advierte que la estatal eléctrica debe tener un buen equipo técnico y operativo para que mejore el servicio, sin poner en precario las finanzas de la ENEE.

"La ENEE tiene que tener un buen grupo de trabajo, tanto gerencial, como técnico y operativo para que efectivamente puedan asumir el control de esto sin poner en precario el servicio, en primer lugar y sin poner en precario a la empresa también, porque no deja de ser muy complejo", expuso Santiago Herrera, gerente de Política Limpia del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

Los expertos advirtieron n que en uno o dos meses se conocerá cuál es la capacidad de gestión y respuesta de las autoridades que conforman la Unidad Técnica de Control de la ENEE, que ahora tiene la responsabilidad de darle un buen servicio de energía a los más de 1.9 millones de abonados de la estatal eléctrica.

Vea además: No reducir pérdidas es el mayor fracaso del contrato de EEH, según expertos