Un empresario de la construcción, René Rosales, expresó su preocupación por la situación, destacando la crítica condición de carreteras como la que conecta Dulce Nombre de Culmí a El Pataste, así como las rutas hacia Cuyamel y Río Blanco.

"Estas carreteras están totalmente destrozadas, los pobladores están lamentando que se está haciendo la carretera El Pataste-Culmí, pero de Catacamas a El Pataste no hay paso porque no sirve la calle", mencionó.

Rosales señaló que, a pesar de los esfuerzos para avanzar en proyectos viales, los pagos se han retrasado, lo que afecta significativamente la continuidad de las obras.

En ese sentido, el empresario hizo un llamado a la ministra de Finanzas, Rixi Moncada, solicitando una pronta resolución para evitar la paralización de proyectos cruciales.

"Yo estoy pavimentando Culmí y me han atrasado los pagos, pero dicen que es en Finanzas. Le pido a la ministra que acelere esos pagos para que la carretera no se pare, las empresas están funcionando, pero sin pagos no solucionamos", expresó preocupado Rosales.

Añadió que, aunque las empresas están operativas, la falta de pagos obstaculiza el avance de los trabajos, generando inconvenientes y críticas hacia las compañías constructoras.

"Le pido a la ministra, con todo el respeto, que por favor nos apoye con fondos para terminar esos proyectos, porque como empresa estamos quedando mal y nos echan la culpa de que no estamos trabajando, y más bien nosotros hemos un trabajo de más", concluyó.

Vea además: En PCM de emergencia destinarían fondos para rehabilitar carreteras dañadas por lluvias