Este jueves, la fiscal fue trasladada a la primera estación de la Policía Nacional en San Pedro Sula, Cortés, donde se sometió a una evaluación física y psicológica por parte de Medicina Forense.

El Ministerio Público imputa a Medina por delitos de lavado de activos, abuso de autoridad, sustracción, destrucción, ocultación o inutilización de documentos en custodia.

Su detención preventiva se llevó a cabo el miércoles en una lujosa vivienda en Jardines del Valle, en San Pedro Sula, norte de Honduras.

Las investigaciones, lideradas por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), revelaron que la fiscal Medina retiró el cuantioso monto sin notificar a las autoridades de la Fiscalía en los últimos dos años.

VEA: Analizan demandar al Estado por caso de fiscal que sustrajo L63 millones

A pesar de haber dejado de formar parte de la Fiscalía Especial contra el Crimen Organizado (Fescco), unidad a la que estuvo asignada, Medina extrajo los fondos del BCH sin la debida autorización de sus superiores, según las investigaciones.

El dinero era evidencia de varios operaciones por lavado que investiga la Fescco.

En medio de este escándalo, el Ministerio Público cuestionó los mecanismos administrativos empleados por el BCH para realizar devoluciones de este tipo.

En respuesta, el banco aseveró que, conforme a su normativa interna, devuelve los depósitos de garantía una vez que las fiscalías del Ministerio Público los solicitan, suscribiendo un acta de entrega de valores debidamente firmada.

Sin embargo, desconocían que la fiscal Francia Sofía Medina ya no estaba adscrita a la Fescco y, por ende, carecía de la autorización necesaria para la sustracción de los fondos.

LEA: BCH responde al MP por caso de fiscal que sustrajo 63 millones de lempiras