La inclusión en la lista de candidatos marca un paso significativo para Honduras en su búsqueda por fortalecer su desarrollo y progreso socioeconómico.

Sin embargo, el país centroamericano deberá someterse a un riguroso proceso de evaluación para asegurar su participación.

La Cuenta del Milenio, una iniciativa global, mide el desempeño de los países en diversos indicadores, como educación, salud, igualdad de género y sostenibilidad ambiental.

Los resultados obtenidos en la Cuenta del Milenio pueden influir en la toma de decisiones de inversores y donantes, ya que destacan la capacidad del país para alcanzar objetivos de desarrollo sostenible.

El informe de país candidato de la Millennium Challenge Corporation (MCC) revela que Honduras ocupa el puesto 23 de los 62 candidatos, en su mayoría provenientes de África. En la región Latinoamericana y el Caribe, Honduras comparte este honor solo con Bolivia.

La clasificación en la categoría de bajos ingresos se determina según el ingreso per cápita del país en comparación con el ingreso medio bajo definido por el Banco Mundial.

El umbral para el año fiscal actual es de 4.465 dólares (109.91 lempiras) de ingreso nacional bruto per cápita, mientras que el Producto Interno Bruto per cápita de Honduras en 2022 alcanzó los 3.404 dólares (83.79 lempiras).

A pesar del progreso logrado, persisten cuestiones como la pobreza en algunas zonas rurales y la necesidad de mejorar la infraestructura básica.

La selección de países candidatos para el compacto de la Cuenta del Milenio considera varios requisitos, como el compromiso demostrado en temas como gobernabilidad, libertad económica e inversiones en capital humano. Estos criterios, definidos por ley, guiarán la decisión final de la MCC.

Honduras, 18 años fuera de la Cuenta del Milenio

Honduras accedió a un único pacto de la Cuenta del Milenio durante el Gobierno de Ricardo Maduro (2002-2006) y recibió un total de 215 millones de dólares ejecutados a lo largo de las administraciones de los expresidentes Manuel Zelaya Rosales (2006-2009) y Porfirio Lobo Sosa (2010-2014).

Pero Honduras no pudo lograr nueva asistencias de la Cuenta del Milenio desde que se logró en la gestión de Maduro, debido a que reprobó los indicadores claves que se miden para ese fin, entre ellos el de control de corrupción.

En 2022, el primer año de Gobierno de la presidenta Xiomara Castro, Honduras perdió el derecho a la asistencia después de reprobar en 9 de 20 indicadores.

La corrupción sigue siendo el principal obstáculo para que el país centroamericano reciba fondos de ayuda para luchar contra la pobreza, por lo que siguió acogido solo en el programa Umbral, en el que está desde 2011.

Entre otros indicadores, Honduras no aprobó en la efectividad del gobierno la cual se mantuvo en 19 %, la aplicación de la leyes con un 6 % y libertad de información con un 23 %.

Vea además: Contrataciones directas retrocederían aspiraciones de Honduras a la Cuenta del Milenio, advierten empresarios