Como Seylin Patricia Figueroa Padilla, de 26 años, fue identificada la mujer que fue encontrada decapitada y semidesmembrada el lunes 9 de enero dentro de una propiedad privada de la colonia Villa de San Antonio de Choloma, Cortés, al norte de Honduras.

Figueroa Padilla era originaria de Juticalpa, Olancho, al oriente de Honduras, según informaron autoridades, tres días después de que hallaran su cadáver.

El cuerpo de la hondureña estaba dentro de un terreno privado donde se presume que sus asesinos lo lanzaron desde un pequeño portón de metal que da acceso a una vivienda que está a orilla de una calle de la colonia Villa de San Antonio.

PUEDE LEER: 2022: Honduras registró la cifra más baja de homicidios en las últimas dos décadas

Los habitantes del inmueble informaron a la Policía Nacional del cadáver de una mujer sin cabeza, sin piernas y sin uno de sus brazos.

Miembros de la Dirección Policial de Investigación (DPI) y personal de Medicina Forense de la zona norte llegaron al predio para levantar el cadáver de la mujer, que hasta ayer la identificaron.

Según cifras oficiales, unas 300 mujeres murieron de forma violenta durante el 2022 en Honduras.

Mientras que entre 2002 y 2022 murieron 7,400 mujeres, lo que significa una víctima cada 24 horas, según cifras del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh).

TAMBIÉN: Honduras registró feminicidios de cuatro mujeres en los primeros tres días de 2023