Una joven de 28 años murió este marte en San Miguelito, Intibucá, a manos de quienes ella denunció como sus agresores, trae a la palestra pública el tema de la protección de mujeres víctimas de violencia en una ola imparable de asesinatos en contra de las mujeres en el país.

El Ministerio Público informó que ella no estaba en el programa de protección a testigos como se ha asegurado y que si pidió ayuda y según las organizaciones humanitaria el deber de la institución era haberla protegido.

LEER: CCIC pide a la presidenta Xiomara Castro, menos retórica y más eficiencia

El testimonio de la familia de Delia Cruz Sánchez, una mujer que meses atrás denunció por intento de agresión a sus agresores se orienta a que ella fue asesinada por denunciarlos, pues desde la cárcel le enviaban amenazas que resultaron ciertas al quitarle la vida en San Miguelito, Intibucá.

"La habían violado, le habían puesto la pistola en la boca y en el sentido y ella los denunció y metió a tres en el presidio y salieron cinco y saliendo dijeron que la iban a matar", expresó un familiar.

La familia asegura que Delia era testigo protegido del Ministerio Público y que no se le brindó protección, sin embargo, desde la fiscalía desmiente la versión aunque admiten que fue víctima y si solicitó protección.

"Figuraba como víctima en un expediente, al mismo tiempo ella había denunciado intimidación por parte de algunas personas y el Ministerio Público le había apoyado y había elevado ordenes de captura contra estas personas que supuestamente la estaban intimidando", dice Yuri Mora, portavoz del Ministerio Público.

El hecho causa indignación entre los defensores de derechos humanos y aseguran que la violencia contra la mujer no solo viene desde el núcleo familiar o la sociedad en general también de las instituciones del Estado al no primar la vida y la seguridad de las denunciantes fomentando así el temor entre las víctimas.

Por otra parte, los femicidios no paran en el departamento de Olancho, la Policía reporta otra muerte violenta en el barrio El Espino en Catacamas.

"Realizamos el levantamiento cadavérico de una persona del sexo femenino identificada como Zuni Milagro Pagoada Rosales de 30 años de edad quien supuestamente su compañero de hogar le quitó la vida", dijo Luis Galeano, Portavoz de la Policía en Olancho.

Zuni Milagro Paguada es la víctima 19 en lo que va del año y debido a estos últimos hechos violentos en las feminas la directora de la Oficina de la Mujer los condena asegura que ya no hay respeto a la vida.

{"url":"https:\/\/www.youtube.com\/watch?v=FKcROQ1gP2o","type":"video","providerNameSlug":"youtube","className":"wp-embed-aspect-16-9 wp-has-aspect-ratio"} -->
https://www.youtube.com/watch?v=FKcROQ1gP2o

LEER: FMI proyecta reducción en crecimiento de la economía y un panorama sombrío e incierto