En comunicación con Tunota.com, Chajtur señaló que Ilsa Vanessa Molina, vinculada con el desfalco de unos 1,173.38 millones de lempiras del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), no está entre los muertos de la reyerta e incendio en Támara, a unos 32 kilómetros de Tegucigalpa, la capital de Honduras.

"Yo tengo confirmación de que ella no está entre las fallecidas", afirmó Chajtur.

De acuerdo a Carlos Chajtur, todo inició con un fuego provocado a la panadería de la Penitenciaria Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS), donde trabajaban algunas de las privadas de libertad.

"Lo que me han dicho es que esto fue provocado por uno de los grupos criminales organizados dentro del centro femenino", mencionó.

Cabe recordar que Ilsa Vanessa Molina fue sentenciada en 2016 a 12 años y 3 meses de reclusión por el delito de lavado de activos en el sonado caso del megafraude al IHSS.

Molina fue condenada tras haber sido culpable del delito de lavado de activos por casi 10 millones de lempiras por medio de la empresa Insumedic, aprovechándose de la relación que mantenía con, José Alberto Zelaya Guevara, quien en ese momento era el gerente de compras, materiales y suministros del IHSS.

Sin embargo, Ilsa Vanessa Molina recobró su libertad el 20 de marzo de 2021 luego de seis años y dos meses de estar tras las rejas.

No obstante, fue recapturada el 19 de octubre de 2022 por el mismo caso de lavado de activos que fue condenada en 2016.

La Fiscalía hondureña había interpuesto un recurso de apelación a la libertad condicional que se le otorgó en 2021 a Molina, por haber cumplido la mitad de la condena, por lo que ese día se ordenó su retorno a prisión.

Tragedia en Támara

Al menos 41 personas fallecieron y otras siete resultaron heridas en una reyerta y un incendio registrados este martes en PNFAS, por lo que las autoridades de seguridad ordenaron su intervención inmediata.

El portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora, confirmó que unas 41 reclusas habían fallecido por el momento, la mayoría están calcinadas; pero la cifra final se conocerá hasta que concluya el levantamiento de los cadáveres, dijo.

Por su parte, la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, ordenó una "intervención inmediata" en la cárcel tras declarar una emergencia por la riña y aseguró que las autoridades "no vamos a tolerar actos vandálicos ni tampoco irregularidades".

Villanueva dijo que la reyerta es "producto de las acciones del crimen organizado" en respuesta a la intervención anunciada por las autoridades en las cárceles de Ilama, en Santa Bárbara (occidente) y en La Ceiba, Atlántida (Caribe).

Vea además: Masacre en Támara: abogado confirma la muerte de personas ligadas a los Valle Valle y al desfalco del IHSS