Luis Redondo, presidente del Congreso Nacional, confirmó que va avanzando la investigación que realiza la Dirección Policial de Investigación (DPI).

"Como presidente del Congreso, debo hacer todo lo que esté a mi alcance para evitar que exista algún riesgo para los diputados de las diferentes bancadas, sean propias o extrañas", señaló.

Aseguró que a los diputados del Partido Nacional sí los dejaban entrar que lo que pasaba era que no se dejaban revisar.

"Se identificaron artefactos explosivos y no sabíamos las dimensiones. Había algunos morteros enormes que si explota en la cara lo puede dejar ciego, le puede causar un daño", refirió.

Dijo además que la revisión de seguridad se dio cuando dos congresistas abrieron una gaveta y metieron cosas que no sabían que eran.

"Para evitar contaminar hicimos la denuncia como corresponde. Se temía que habían explosivos, sobre todo porque se detonó uno en el hemiciclo. Lo que no queremos es que se cause caos", señaló Redondo.

Explosivos de alto poder

Redondo dijo que en una de las fotografías pudo ver que hay un petardo enorme.

"Ese mortero si explota en la cara a alguien lo puede dejar ciego. Son morteros de alto poder, pero esperaré que los expertos en explosivos de la Policía sean los que determinen que daño pudo causar", explicó.

Dijo que el proceso de investigación está abierto y que hay otras amenazas.

"Hay otras amenazas que están documentadas, pero no son públicas todavía. Hay unas serias, bastante serias que no se han dado a conocer y vamos a presentar el informe. Hay miembros de seguridad que fueron arañados de sus brazos", denunció.

Dijo que aunque no hay amenazas a muerte, sí hay amenazas de personas armadas que pueden crear alguna situación de peligro.

Malestar

"Desde que derogamos los decretos 93, 57, que son los delitos de lavado de activos, el 116 del Fondo Departamental, están nerviosos aquellos que en el amparo de pactos de corrupción e impunidad se habían salvado que la ley los persiga", comentó.

Ahora Luis Redondo asegura que al derogarlos, tienen temor porque saben que con el cambio de un nuevo fiscal pueden ser perseguidos.

"Hay delitos que no prescriben y que van a tener que enfrentar como debe de ser sin garantías o paraíso de impunidad como antes", dijo Redondo.

Aseguró que la Unidad Fiscal Especial Contra Redes de Corrupción (Uferco), con fiscal o sin fiscal hay procesos.

"Lo que quieren garantizar con la elección del fiscal general y adjunto se pueda garantizar la impunidad hacia ellos y no nos vamos a prestar a eso", concluyó.

LEA: Diputados nacionalistas dicen que están 'instrumentalizando' a la DPI para perseguirlos