Hernández pertenece a la 15ª promoción de la Policía Nacional, y sus compañeros lo recuerdan como un buen compañero: colaborador, callado, tranquilo, un buen oficial que siempre buscó "mantener un bajo perfil".

"Era un individuo bien ubicado y a quien no le gustaba meterse en problemas. En resumen, era excelente. Sorprende la acusación que le hace Estados Unidos por temas de narcotráfico. Según lo que recuerdo, nunca se le vio en alguna actividad sospechosa ni se notaron indicios de algo raro", comenta un excompañero de promoción.

El oficial compartió su periodo de formación policial con Mario Guillermo Mejía Vargas, con quien realizó asignaciones conjuntas en varias ocasiones, estableciendo una sólida relación.

No obstante, Mejía Vargas también enfrenta acusaciones de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, señalado por respaldar actividades relacionadas con el narcotráfico en apoyo a Fabio Lobo y otros narcos hondureños.

Su trayectoria

A lo largo de su servicio en la institución policial, Mauricio Hernández Pineda fue asignado inicialmente en la jefatura departamental de Copán. Posteriormente, fue trasladado para apoyar las tareas policiales en la posta municipal de El Paraíso, Copán.

En etapas posteriores, fue destinado al departamento de Ocotepeque y más tarde a la Dirección de la Policía de Fronteras, desempeñando su labor en Puerto Cortés.

En el proceso de depuración policial llevado a cabo por la Comisión Depuradora, Mauricio Hernández Pineda fue identificado en la lista de oficiales que debían ser separados.

A pesar de esto, la orden de su retiro de las filas policiales nunca se concretizó, ya que presentó una incapacidad que prolongó su permanencia en la institución. No obstante, antes de que se hiciera pública la acusación por narcotráfico, fue reintegrado y asignado a Casamata.

¿Es primo de JOH?

La Fiscalía de Nueva York lo identifica en el expediente en su contra como "el primo", en relación con el expresidente Juan Orlando Hernández y Juan Antonio Hernández Alvarado.

Sin embargo, en Gracias, Lempira, aseguran que no hay ningún lazo sanguíneo entre ellos. Las opiniones de algunos excompañeros de la Policía también se dividen, algunos aseguran que sí son familia, ya que el mismo Hernández mencionaba su nexo consanguíneo, mientras que otros afirman lo contrario, llegando incluso a mencionar que el expresidente se negó a sacarlo de la lista de depurados cuando lo propusieron para ser separado de la institución.

La realidad es que, según los fiscales del Distrito Sur de Nueva York, Hernández Pineda, de 50 años, presuntamente participó y respaldó las actividades de narcotráfico de Juan Antonio 'Tony' Hernández, proporcionando seguridad armada para envíos de varias toneladas de cocaína a través de Honduras.

Los nexos con el narco

Mauricio Hernández, presuntamente, desempeñaba un papel fundamental como uno de los operadores de Tony Hernández en el occidente de Honduras.

En esta región, los traficantes enviaban toneladas de cocaína a través de la frontera hacia Guatemala, en nombre de Joaquín 'El Chapo' Guzmán y el cartel de Sinaloa en México.

Los documentos federales indican que, entre otros, "Tony" Hernández, el exalcalde de El Paraíso, Copán, Alexander "Chande" Ardón, y el cartel de los Valle Valle pagaban grandes sumas de dinero por cada envío para la seguridad de la droga.

Hernández dice la Fiscalía que también reclutó a oficiales de la Policía Nacional para asegurar los envíos de cocaína hasta la frontera con Guatemala y, "en varias ocasiones lideró personalmente la escolta de los cargamentos, que variaban entre 1,000 y 1,500 kilogramos de cocaína, con destino final en Estados Unidos".

El fiscal estadounidense Geoffrey Berman afirmó en un comunicado en septiembre de 2020: "Mauricio Hernández Pineda traicionó sus obligaciones como oficial de policía para cumplir con las leyes de su país y evitar el tráfico a través de su país, y en su lugar facilitó los envíos de toneladas de cocaína... a los Estados Unidos".

Se entregó

En febrero de 2020, al confirmar que su posible extradición era inevitable, decidió negociar su entrega con la DEA y llegó a Guatemala para su traslado a Estados Unidos.

Aunque se habló de una posible cooperación, esta no se concretó. Con su declaración de no culpabilidad, se alista para el juicio conjunto el 5 de febrero de 2024, junto con Juan Orlando Hernández y Juan Carlos Bonilla Valladares.

Mauricio Hernández Pineda es un exoficial que alguna vez juró proteger y servir a Honduras y hoy enfrenta las acusaciones de haber traicionado sus responsabilidades y haber contribuido a facilitar el tráfico de toneladas de cocaína.

LEA: 'Jurado debe considerar credibilidad de testigos': defensa de Mauricio Hernández Pineda