Sin embargo, la baja ejecución del presupuesto vigente, que hasta julio de 2023 alcanzaba solo el 43.9 % de los más 394,111 millones de lempiras asignados para 2023, ha desencadenado preocupaciones en cuanto a la aprobación del nuevo presupuesto, cuestionan desde el Partido Nacional.

"Han sido ineficientes, incapaces de ejecutar recursos para generar valor público, si todavía tenemos problemas de medicamentos, problemas de falta de inversión e infraestructura, tanto vial, productiva y social, ¿cómo se justifica querer abultar más el presupuesto si no ejecutan lo que tienen?", manifestó el diputado nacionalista, Marco Midence.

Para la bancada del Partido Nacional, la inoperancia en la ejecución presupuestaria de los últimos dos años se puede ver en las precarias condiciones de la red vial primaria, secundaria y hasta terciaria del país; en la maltrecha infraestructura escolar, más la incapacidad para generar empleo vía inversión pública.

Todas estas tareas se vuelven un desafío que, según el Foro Social de la Deuda externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh),tiene este gobierno para el próximo año.

"Uno de los grandes desafíos que tiene la actual Administración pasa por el tema del presupuesto. Todos sabemos que ha habido una discusión en la sociedad nacional al respecto de la baja ejecución presupuestaria, que se traduce en una deficiente prestación de servicios público", indicó Mario Palma, coordinador de investigaciones económicas del Fosdeh.

Vea también: Nacionalistas alertan que directiva del CN quiere dar un 'golpe' al TJE, al TSC y Unidad de Política Limpia

¿Incluye Ley de Justicia Tributaria y préstamos con la CAF?

Desde la bancada nacionalista también piden al actual gobierno aclarar si la Ley de Justicia Tributaria y los préstamos con la Corporación Andina de Fomento (CAF) a la que Honduras se adhirió el pasado 28 de julio, están proyectados y escondidos en este presupuesto, pero insisten que la mayor preocupación es la baja ejecución de los dos últimos años.

No obstante, desde el oficialismo rechazan esas suposiciones del Partido Nacional, pues aseguran que el proyecto de presupuesto a sido socializado con los diversos sectores de sociedad civil.

"Todos son testigos de la serie de proyectos de infraestructura, tanto en el campo de la energía como en el campo de las carreteras, de rehabilitación de escuelas, que el Gobierno de la República ha venido apoyando en estos últimos dos años", indicó el vicepresidente del Legislativo, Hugo Noé Pino.

Populismo y 'cariño electoral'

Otra de las preocupaciones de la oposición política en el legislativo y sectores de la sociedad civil es que en estos últimos dos años el populismo, más el cariño electoral, se traguen industriales cantidades de dinero del presupuesto y se descuiden hospitales, carreteras y centros educativos.

"La asistencia social es importante. Esa asistencia social tiene que ser lo más transparente posible, dársela realmente a quien lo necesita y no debe estar condicionada a un tema de colores políticos", añadió Morazán.

El pasado 11 de septiembre, la Secretaría de Finanzas entregó al Congreso Nacional el proyecto del Presupuesto General de 2024, cuyo monto asciende a los 406,580 millones de lempiras.

La socialización del presupuesto entró en la recta final en el Congreso Nacional y falta saber si él mismo se aprobará en sesiones ordinarias o extraordinarias, o si de plano,se estirará el actual para el próximo año.

Vea además: Luis Redondo anuncia retorno a sesiones con una 'intensa agenda legislativa' y desmerita existencia del BOC