Se trata de contenedores de camarón precocido, valuados $120 mil cada uno, ( L2.9 millones), lo que suma un total de $4.8 millones, que no han podido ingresar a México, luego de que la Agencia Nacional de Aduanas de México ratificara un fallo judicial que prohíbe el importación del producto como medida ante un presunto contrabando de camarón de Ecuador vía Centroamérica.

La estimación del valor del producto que se podría perder la dio el presidente de la Asociación de Acuicultores de Honduras (Andah), Javier Amador, quien anunció que la próxima semana una delegación viajará a México para abordar esta problemática.

Buscan soluciones

Por su parte, el ministro de Desarrollo Económico, Fredi Cerrato, destacó que la secretaría no tiene la autoridad definitiva para revertir la resolución emitida por un juez del Estado de Sinaloa, México, que restringe la importación de camarón procedente de Honduras y otros países.

Sin embargo, las autoridades hondureñas han informado que están colaborando con las instancias correspondientes a través de la Cancillería y el Ministerio de Economía de México. Estas entidades se han comprometido a realizar gestiones para revertir esta situación.

Sin embargo, Cerrato argumentó que esto requerirá que tanto el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agropecuaria (Senasa) de Honduras como el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) de México certifiquen las plantas productoras de camarón.

El objetivo es garantizar que el producto enviado desde Honduras esté libre de enfermedades que puedan afectar la producción mexicana. Cabe destacar que Honduras no exporta larvas de camarón, sino camarón precocido y congelado.

"Nosotros no buscamos entrar en disputas ni denuncias ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), sino que estamos buscando una solución rápida para que los contenedores no sean retenidos y para seguir exportando camarón a México", afirmó Cerrato.

LEA: México pide 24 horas para resolver cierre del mercado del camarón hondureño