En una operación conjunta entre la Policía Militar del Orden Público (PMOP) y la Fuerza Naval de Amapala en la Isla de San Carlos, Golfo de Fonseca, lograron la detención de Sandra Yanira Alvarado Guzmán, conocida como "La Gorda",

Además, la detenida de origen salvadoreño era miembro activo de la Mara Salvatrucha MS-13.

Alvarado Guzmán, de 30 años, tenía múltiples delitos en su contra en El Salvador, incluyendo terrorismo, extorsión agravada, extorsión continuada y asociación ilícita, a su vez mantenía una alerta roja por Interpol.

Asimismo, la fémina había formado parte activa de la MS-13, específicamente de la clica Unionenses Locos Salvatruchos (ULS), encargada del cobro de extorsiones y actividades de sicariato en La Unión, El Salvador.

En su país de origen, ocupaba el cargo de "Antena", responsable de recolectar los fondos extorsionados.

Tras el inicio del Estado de Excepción en El Salvador, Alvarado Guzmán ingresó ilegalmente a Honduras, refugiándose en la Isla de San Carlos.

La operación, coordinada con autoridades salvadoreñas y Interpol, culminó con la entrega de Alvarado Guzmán a la Fuerza Antipandillas de El Salvador.

La entrega se llevó a cabo en la aduana de El Amatillo, donde Alvarado rendirá cuentas ante a justicia salvadoreña

LEA TAMBIÉN: Al menos seis heridos tras violento desalojo de manifestantes en El Triunfo, Choluteca