"La reducción de la producción de arroz y la falta de mano de obra en el rubro afectan a los productores de arroz", denuncia el presidente de la Asociación de Arroceros de Honduras, Fredy Torres.

Al comparar con la producción del año 2015, que alcanzó 1.5 millones de quintales, Torres dice que ahora solo cultivan 3,086 manzanas, por lo que proyectan cosechar 140 mil sacos, además de los 309,546 comercializados hasta la fecha.

Para el mes de diciembre de 2023, estiman una producción de 490 mil quintales, lo que significa que, en comparación con el año 2015, el sector ha perdido el 94% de los productores, ya que la mayoría de ellos ha emigrado hacia Estados Unidos.

Pérdidas

Pero la preocupación de los arroceros también se debe a que han perdido el 69% de la producción de arroz en comparación con la del año 2015.

En el 2022, el rubro cerró con una producción de 744,877 quintales, y en este 2023 pronostican que la producción se reducirá a 490 mil sacos de grano blanco.

Según Torres, son tres los factores que inciden directamente en el sector: el alto costo de los insumos, lo cual ocasiona una baja en la producción de arroz, y la falta de mano de obra.

El productor lamentó que, debido al pronóstico del fenómeno de El Niño, los productores se abstuvieron de sembrar, a pesar de las lluvias en varias regiones productoras del país.

Torres anunció que comenzarán la cosecha de manera escalonada a partir del 20 de octubre, noviembre y diciembre.

La producción anual para 2023 no superará los 450 mil quintales. Esto significa que Honduras tendrá que importar lo necesario para atender la demanda nacional, que es de 5 millones de quintales.

LEA: Entra en vigencia la desgravación arancelaria del CAFTA para importar maíz y arroz