Nacido el 5 de agosto de 1950 en el vibrante corazón de suburbio de Jamaica, Nueva York, Kevin Castel ha tejido una trayectoria excepcional que ha dejado una huella en la justicia.

“No le teme a los poderosos”, señalan los allegados al juez. Castel es un referente de integridad y competencia en el ejercicio de sus funciones en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

Obtuvo una licenciatura en Ciencias Políticas de la prestigiosa Universidad de St. John, en 1972, seguida de un doctorado en Derecho de la Facultad de Derecho de la misma institución en 1975.

Trabajó como asistente legal de Kevin Thomas Duffy en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, donde se forjó en la disciplina y la destreza jurídica entre 1975 y 1977.

Sin embargo, su trayectoria no se limita solo a la esfera académica, ya que entre 1977 y 2003, ejerció la abogacía de forma privada en la distinguida firma Cahill Gordon & Reindel en la bulliciosa ciudad de Nueva York.

Castel no le teme a los poderosos, dicen sus colaboradores.

Lo proponen como juez

El 5 de marzo de 2003, el presidente George W. Bush lo nominó para ocupar el puesto en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, que previamente había dejado vacante Lawrence M. McKenna.

La confirmación de Castel por parte del Senado de Estados Unidos el 17 de septiembre de 2003 no solo ratificó su idoneidad para la posición, sino que también el reconocimiento de sus logros y contribuciones en materia legal.

Su compromiso con la excelencia y la integridad le valieron para que el 22 de septiembre de 2003, lo nombraran miembro vitalicio de la judicatura federal.

El 5 de agosto de 2017, Kevin Castel asumió como juez federal, desde entonces, ha conocido casos de alto impacto.

El caso TH

El juez Kevin Castel dirigió el juicio por tráfico de drogas de 2019 contra Juan Antonio Hernández, excongresista hondureño y hermano del entonces presidente de Honduras Juan Orlando Hernández.

En este caso, el juez Castel tomó el proceso judicial con la seriedad y el rigor necesario para abordar acusaciones que son calificadas de "graves".

El jurado emitió un veredicto de culpabilidad en todos los cargos. En 2021, el juez Castel, al pronunciar la sentencia, condenó a Juan Antonio Hernández a una pena de cadena perpetua más treinta años.

Con firmeza y sin vacilación, el juez Kevin Castel emitió una condena también para Geovanny Fuentes Ramírez, un hondureño involucrado en actividades del narcotráfico y que según los fiscales se vincula con las operaciones tanto de Tony Hernández y el expresidente Juan Orlando.

La familiaridad del juez con las operaciones de estas redes criminales es amplia, en su sala se llevan al menos nueve casos de hondureños, de los cuales dos, ya han recibido sentencias condenatorias.

El juez Castel es directo, seguro a la hora de condenar.

Lo que dicen del juez Castel

“Es persuasivo y astuto, y no teme ofender a los poderosos”, dice Vincent C. Alexander, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de St. John, un compañero de la facultad de Derecho.

Tiene una “gran intuición práctica” y una “capacidad única para ayudar a las partes a encontrar puntos en común”, dice Samuel Estreicher, profesor de derecho.

"Es confiable y respetado en los Tribunales. Maneja diferentes personalidades con habilidad y delicadeza, y es un muy buen líder”, dice la jueza Denise Cote del SDNY.

"Es astuto pero sofisticado, diplomático pero decidido y reflexivo. Va al grano, desaconseja el despilfarro y dirige sus despachos y salas de audiencias con eficiencia, cortesía y buen humor", dice uno de sus colaboradores.

Kevin Castel estará al frente del juicio de Juan Orlando Hernández, Juan Carlos Bonilla Valladares y de Mauricio Hernández Pineda.

En resumen, Kevin Castel es un juez que no vacila y que demuestra una aguda perspicacia, particularmente en casos complejos vinculados al narcotráfico.

Su habilidad para combinar la astucia, determinación y empatía en la búsqueda de la justicia lo destaca como una figura crucial en este juicio contra el expresidente Hernández, el "Tigre" y Mauricio Hernández, que capturará la atención durante varias semanas en Nueva York.

LEA: Sala 11 D del juez Kevin Castel, escenario del juicio a JOH, 'El Tigre' Bonilla y Mauricio Hernández