"Hasta flores que tenían en sus oficinas se las llevaron, lápices, cosas personales, pero lo importante, se llevaron registros de pacientes que están siendo manejados en esa institución", detalló a TN5 Matutino, de Canal 5.

En ese sentido, la enfermera indicó que el departamento legal del Alonso Suazo se encuentra en proceso de interponer una denuncia ante el Ministerio Público por dicho hecho.

Este centro de salud estuvo tomado del 13 al 28 de abril por colectivos del oficialista Libertad y Refundación (Libre) que exigían plazas laborales y la destitución del personal de otros partidos políticos, principalmente del Partido Nacional.

La crisis se solventó tras la firma de un acuerdo entre la Secretaría de Salud y partidarios donde definieron, entre otras cosas, el análisis de las actuales planillas para proveer puestos a Libres, cambio de directores en centros de salud y no exigir la destitución del ministro José Manuel Matheu.

VEA: Ministro de Salud confirma nivelación salarial para él y viceministras

Existe persecución

Por otra parte, Márquez lamentó esta situación y el nivel de violencia que está afectando las instituciones del Estado.

"El hecho que se tomen una institución, genera estrés en el persona. El personal de salud se siente inseguro, atemorizado y perseguido porque toda persona que dice que algo no está bien en el país la acusan de querer desestabilizar el Gobierno", externó.

Al respecto, consideró difícil trabajar cuando existe persecución de grupos que disputan plazas laborales, sumado a la falta de insumos en centros de salud.

Por esto último, el personal de enfermería convocó a asambleas informativas a partir del lunes 8 de mayo desde las 6:00 a.m. "hasta tener todos los insumos necesarios" para trabajar brindando atención a pacientes.

LEA: Concluye la pandemia del covid-19, pero la crisis sanitaria se agrava en Honduras