Durante su participación en el programa 30/30 de TSi, Padilla compartió su amarga experiencia que vivió por muchos años con el padre de sus tres hijos, sin embargo, un día se cansó y puso fin a los maltratos.

Reveló que fue víctima de todos los tipos de violencia doméstica, es decir, violencia física, psicológica, sexual, y patrimonial (económica).

"Fueron 16 años los que aguanté de violencia por parte del padre de mis hijos, desde agresiones físicas hasta insultos de todo tipo", indicó Carol.

LEA: Detienen a comunicador hondureño por violencia doméstica contra su pareja e hijos

Contó que al inicio le daba temor denunciar a su expareja, por pena al que dirán de sus familiares, amigos y vecinos, y ser víctima de la estigmatización de la sociedad.

"Al inicio me costó mucho llenarme de valor y presentar la denuncia ante la Fiscalía, pero me dije a mí misma que no podía seguir así y darle ese ejemplo a mis hijos", expresó.

Agregó que en su momento también buscó ayuda en la iglesia donde se congregaba, pero el líder espiritual le recomendó que "continuará orando y tuviera fe" en que su expareja cambiaría.

No normalizar la violencia

Señaló que lo importante es no normalizar la violencia doméstica e invitó a las mujeres que son víctimas de este flagelo a levantar la voz y no callar los maltratos.

"No se debe por ningún motivo aguantar golpes, insultos y agresiones de todo tipo por amor, el verdadero amor no maltrata. Yo por temor y pena callé", expresó.

Invitó a la ciudadanía, en especial a las hondureñas que son víctimas de violencia domestica, a denunciar cualquier acto de agresión antes de que sea muy tarde.

"Es necesario que el Gobierno capacite a la mujeres y sobre todo a los niños en las escuelas sobre este importante tema, para que se pueda prevenir la violencia doméstica", dijo Padilla.

Violencia doméstica en Honduras

El Ministerio Público (MP) atendió 14,414 denuncias por el delito de violencia doméstica de enero de 2022 a septiembre de 2023 en Honduras, en tanto, el Sistema Nacional de Emergencia del 911 registró 57,473 denuncias en el mismo periodo de tiempo.

Sin embargo, pese al elevado número de denuncias, la Corte Suprema de Justicia (CSJ), solamente ha emitido 13,217 resoluciones judiciales por dicho delito.

La violencia doméstica, tipificada como delito en el Código Penal hondureño, puede tener múltiples consecuencias para las mujeres que lo sufren y para los hijos que se ven afectados por el daño psicológico que causan los actos de violencia.

Los maltratos físicos pueden terminar, en el peor de los casos, en un hospital o con la  muerte de la víctima si ésta no acude en busca de ayuda a tiempo y así frenar el daño. 

De acuerdo al artículo 209 del Código Penal de Honduras quien ejerza violencia física o psíquica contra una mujer deberá ser castigado con la pena de uno a cuatro años de prisión, y una pena de 100 a 300 días de prestación de servicios de utilidad pública.

Por su parte, artículo 7 de la Ley en Contra de la Violencia Domestica publicada en el diario oficial la gaceta en 1997 y reformada en 2006, refiere que la pena por el delito será la establecida en el Código Penal.

Agrega que si el victimario reincide en las acciones de violencia este será remitido al Ministerio Público, ente que deberá imponer la acción penal correspondiente.

VEA: En 37% aumentaron denuncias por violencia doméstica este año en Honduras