El crimen contra el niño Elvis Obed Torres provocó consternación en Copán, donde el menor fue asesinado a manos de dos sujetos que lo semi-decapitaron y dejaron su cuerpo en una zona boscosa.

La abuela del menor de 13 años, Blanca Mélida Cruz, relató a Diario La Prensa que el robo de un celular habría sido la causa por la que apagaron los sueños de Obed Torres.

"El hombre que le hizo eso a mi nieto lo conocía y anduvo con él ese día, la gente lo vio. Yo me preocupé cuando llegó la noche y el niño no regresó a la casa, lo esperé durante toda la noche, sabía que algo le había pasado porque no acostumbra a salir", detalló al diario hondureño.

LEA TAMBIÉN: Decapitado hallan a menor hondureño que había desaparecido tras un sepelio en Copán

Por el crimen fueron capturados dos sujetos identificados como Ever Izan Castillo (21), acusado del delito de homicidio y Miguel Antonio Gonzales (58), señalado de encubrimiento del crimen.

A los sospechosos, al momento de ser capturados en la comunidad de La Montañita, les encontraron ropa con sangre y un machete con el que habrían cometido el crimen.

"Ese hombre que capturaron vivía cerca de aquí, uno solo espera que no salga de la cárcel para que no vuelva a hacer algo como lo que le hizo a mi niño, ese es nuestro único consuelo. Somos una familia humilde y trabajadora que nunca ha tenido enemistades", manifestó la abuela.

Momento en que la policía captura a los dos sospechosos. Foto: Vía Facebook.

La señora reveló que uno de los implicados habría confesado que le robó el celular al niño para después vendérselo a un vecino por 500 lempiras.

"Por robarle el teléfono le arrebataron su vida, sus sueños", dijo Mélida Cruz.

Antecedentes

Elvis Obed de 13 años cursaba el sexto grado en la escuela Santo Domingo Savio y había desaparecido desde el 18 de noviembre, luego de asistir al entierro de un familiar, 24 horas después fue encontrado sin vida.

https://youtu.be/Em3O-oOSHrM

VEA: Imágenes fuertes: Matan a joven cuando se dirigía a su trabajo en Olancho