Preliminarmente, los jóvenes, de quienes se desconocen sus identidades, fueron reportados como desaparecidos mientras se encontraban bañando en la poza El Carril, como parte de congregación evangélica que hacían algunos bautizos.

Posteriormente, las personas que hacían parte de una excursión procedente de Tegucigalpa, la capital, dieron alerta a las autoridades para realizar la búsqueda de los tres jóvenes.

Elementos de los Bomberos de la estación de Nacaome, Valle, salieron con sus equipos de búsqueda y rescate al sector de Pespire por el reporte de las tres personas desaparecidas en las aguas del río Grande.

Al mismo tiempo, lugareños y nadadores del sector hacían labores de búsqueda de las tres personas.

Inicialmente, los pobladores encontraron a uno de los jóvenes aún con signos vitales pero en estado grave por ahogamiento, mientras los otros dos permanecían desaparecidos.

Horas más tarde, los otros dos cuerpos de los jóvenes fueron encontrados sin vida por elementos de Bomberos; mientras que el primer rescatado también falleció por ahogamiento.

Según se conoció, los fallecidos eran originarios de la colonia Campo Cielo, en Tegucigalpa, quienes andaban en un retiro espiritual de una iglesia Evángelica.

Vea además: Un muerto y dos heridos deja accidente vial en Olancho