La iniciativa, que se espera revolucione el sistema de seguridad en el transporte público del país, se centrará en el uso de tecnología avanzada, incluyendo cámaras de monitoreo en tiempo real y sistemas de identificación biométrica.

La prueba, programada para mañana miércoles, implementará un sistema de acceso mediante un código QR y verificación biométrica para garantizar que la identidad del pasajero corresponda a la persona que efectivamente ingresa al autobús.

"Se estará monitoreando con una cámara 24 horas de manera biométrica", explicó el comisionado Molina, destacando la importancia de este avance para la seguridad de los usuarios del transporte público.

El procedimiento para acceder al autobús será sencillo y seguro: los pasajeros deberán colocar su Documento Nacional de Identidad (DNI) sobre un dispositivo que leerá el código QR. Acto seguido, una cámara situada frente al pasajero validará que la persona que accede es la misma que figura en el documento de identidad.

Esta medida no solo busca reforzar la seguridad dentro de las unidades de transporte, sino también modernizar el sistema de pago, agilizando el acceso y ofreciendo a los pasajeros una experiencia más segura y eficiente.

La implementación de esta tecnología en los autobuses representa un paso significativo hacia un sistema de transporte público más seguro y confiable en Honduras.

Las autoridades y los ciudadanos esperan con interés los resultados de esta prueba piloto, que podría sentar las bases para una implementación más amplia en el futuro, transformando la manera en que los hondureños viajan diariamente.

También: Gobierno anuncia creación de gabinete sectorial para coordinar inversión pública