Luego, como segundo factor, está la causa de la explotación sexual comercial y la trata de personas, aseguró el experto consultado por noticieros Hoy Mismo de TSi.

Entre enero de 2021 noviembre de 2022, en Honduras desaparecieron 16 niñas y cinco niños, en su mayoría por causas desconocidas, según datos de la unidad de estadísticas del estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh).

Durante ese período se atendieron 18 quejas de las familias afectadas, con un saldo de 21 menores de 18 años desaparecidos, de los cuales el 76 % son niñas y el 24 % niños, indica el Conadeh.

"En Honduras, lastimosamente no se les da la atención debida a estas situaciones. Es decir, lo que sabemos se da por medio de redes sociales y no por medio de una alerta AMBER como funciona en otros países", expuso Amaya.

La alerta AMBER es un sistema de notificación de menores de edad desaparecidos, implementado en varios países desde 1996. El objetivo de la alerta es impulsar a la comunidad a que colabore en la búsqueda de un niño perdido para recuperarlo sano y salvo.

Vea también: Honduras rescata a 9 víctimas de trata y suman 25 las liberadas en 5 meses de 2023

Víctimas de explotación sexual

"Los subregistros que tenemos es que de esas niñas y niños que salen del país, las niñas son utilizadas en países como Guatemala y México para obligarlas a ejercer la prostitución", manifestó el presentante de Casa Alianza.

Amaya indicó que Casa Alianza tiene un hogar exclusivo para niñas rescatadas, víctimas de la explotación sexual y la trata de personas.

"Tenemos 20 niñas entre los 12 y 18 años que han sido víctimas de estas situaciones y que se encuentran bajo la institución", dijo.

"Los casos que tenemos solamente han sido remitidos de Honduras, pero les brindamos atención a niñas que han sido retornadas al país y que han sido víctimas de la explotación sexual", agregó.

Según el Conadeh, no se descarta que los niños sean víctimas de redes de tráfico de personas que operan en Honduras.

El ente indica que los testimonios de las víctimas son variados, donde hay casos en los que el niño o la niña se le dio en confianza a una persona conocida, pero que la madre o el padre no volvió a saber de su paradero.

También hay casos en los que los niños entablan conversación por teléfono con personas desconocidas y, al ser reprendidos por sus padres, optan por irse del hogar sin que se conozca después su paradero.

Otros casos están relacionados con niños que salieron de su vivienda a comprar a una pulpería o un supermercado y fueron raptados por personas que posiblemente conocieron en las redes sociales, pero que eran desconocidas para sus familiares.

Trata de personas

Entre enero y mayo de 2023, Honduras liberó unas 25 víctimas de trata de personas, según registros de la Comisión Interinstitucional Contra la Explotación Sexual, Comercial y Trata de Personas (CICESCT).

El 60 % de las víctimas son niños; un 32 % mujeres; 4 % hombres y, del total, otro 4 % son miembros del colectivo LGBTI, según la institución hondureña.

Del total de víctimas, 18 eran sometidas a la modalidad de explotación sexual y 7 a los delitos de mendicidad forzada; trabajo forzado; servidumbre, matrimonio forzado; reclutamiento para actividades criminales y adopción irregular.

La trata es un crimen que consiste en captar y retener a una persona mediante la fuerza o la coerción, con el fin de explotarla sexual o laboralmente.

Actualmente, el Departamento de Estado de los Estados Unidos mantiene a Honduras en el nivel 2 de los países que luchan contra la trata de personas.

Vea además: EE. UU. mantiene a Honduras en el nivel 2 de los países que luchan contra la trata de personas