La autopsia de Wilson Pérez (21), acusado de agredir a una agente en el Estadio Olímpico Metropolitano, de San Pedro Sula, ha despertado dudas entre la población respecto al procedimiento usado por Medicina Forense en el que retiraron su lengua.

Sobre el caso, la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva, explicó a tunota.com que la extracción de este órgano corresponde a un procedimiento establecido internacionalmente.

El mismo lleva el nombre técnica de Letulle, en la cual se extrae el bloque de vísceras unido a la lengua hasta el ano, misma que suele utilizarse como parte del protocolo Minnesota usado en muertes de personas en custodia, privados de libertad o que exista sospecha de que haya sido cometida por policías o militares de un Estado.

"En el caso de Wilson hay sospechas, por los antecedentes que ocurrieron, que él había golpeado a una policía, etc. luego se montó una recompensa y que posteriormente lo llevaron al Catarino (Hospital Mario Catarino Rivas) muerto, siempre va a haber una sospecha que pudo ser la Policía", detalló la funcionaria.

La funcionaria enfatizó que la extracción de la lengua del cadáver de Pérez fue parte de un protocolo, el cual tiene como fin analizar los órganos externa e internamente para verificar la presencia de sustancias químicas en la sangre, la orina o saliva, además de identificar enfermedades incidentes y todo lo que se pueda saber del cuerpo de la víctima.

Vea también: Un abogado que se comió una serpiente y un pintoresco detective: la defensa de JOH

Resultados de la autopsia general hecha a Wilson Pérez, quien murió el 31 de mayo en un enfrentamiento armado.

Arrancaron uñas a Pérez

Además, Villanueva explicó que el protocolo también estipula recolectar las uñas de los occisos para analizar la existencia de restos ungueales para identificar si hubo un enfrentamiento cuerpo a cuerpo.

"Si este muchacho (Wilson) luchó o peleó contra otra persona, estableció un contacto, entonces pudo aruñar, entonces se busca material debajo de las uñas los restos ungueales que pudieran contener células de otra persona o material genético diferente al de él", precisó la exdirectora de Medicina Forense del Ministerio Público.

Sin embargo, la funcionaria reprochó que los encargados de la autopsia de Pérez fallaron en no informar a los familiares del joven que practicarían estas técnicas en los restos mortales de su pariente.

Del mismo modo hicieron un mal trabajo en materia de cuidar la dignidad del cadáver.

Llamado a la reflexión

La viceministra de Seguridad hizo hincapié en que la extracción de lengua y uñas del cadáver de Wilson Pérez se realizó durante su autopsia bajo un protocolo establecido internacionalmente.

En ese sentido, instó a la población a estar consciente de ello y así evitar que hallan represalias contra agentes de la Policía Nacional.

Caso Wilson Pérez

El domingo 29 de mayo, durante la final del vuelta del Torneo Clausura de la Liga Nacional entre el Real España y Motagua, el joven identificado como Wilsón Pérez pateó por la espalda a una subinspectora de la Policía cundo ella se encontraba atendiendo un disturbio reportado en una de las graderías del Estadio olímpico Metropolitano de San Pedro Sula.

Producto del golpe que sufrió durante la caída en las gradas, la agente fue trasladada a un sanatorio de la zona para recibir asistencia médica, afortunadamente su vida no corrió peligro.

Para el lunes 30 de mayo, la Policía Nacional anunció una recompensa de 100 mil lempiras para la persona que diera información relevante sobre el paradero del imputado.

No obstante, un día después se confirmó el deceso de Pérez durante un enfrentamiento entre la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) y supuestos miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13).

Puede interesarle: Jauría de perros casi mata a un niño en una aldea de Intibucá, Honduras