El ahorro es un hábito en el que debemos trabajar constantemente para gozar de sus beneficios.

Cualquier hábito requiere de tiempo, esfuerzo y dedicación, pero una vez que se consolida, los beneficios son infinitos. Cuando se ahorra por ahorrar y al final vemos esa cantidad de dinero en nuestra cuenta, es mucho más fácil gastarlo.

En cambio, cuando tenemos una meta de ahorro clara, es más probable que evitemos gastarlo.

Antes de comenzar a ahorrar es fundamental hacer un presupuesto, semanal o mensual. Esta acción ayudará a tener, no solo un mejor control de los gastos, sino a identificar con cuánto capital se dispone para ahorrar.

Lea esta información en nuestra versión PDF:

Lea: ¿Necesita dinero extra? Aquí las claves para elegir un préstamo personal de manera correcta | Tu Nota

Consejos para que el ahorro sea un hábito

  1. Construya un fondo de emergencia que le permita hacer frente a las eventualidades.
  2. Póngales nombre y apellido a sus ahorros; es decir, meta u objetivo a alcanzar, porque sin un propósito claro, su dinero puede ir a parar a cualquier lado.
  3. Programe automáticamente transferencias entre cuentas, ya sea semanal, quincenal o mensual.
  4. Siempre que ingrese dinero a su cuenta o bolsillo, ahorre un pequeño porcentaje antes de gastarlo o comprometerlo.
  5. Abra una cuenta de ahorro totalmente diferente a la que utiliza, así tendrá un mayor control y evitará muchos gastos.
  6. Tenga presente que el dinero es un medio para alcanzar metas. Llene su vida de pequeños detalles que no afecten su bolsillo ni sus ahorros.
  7. Es recomendable también que descargue alguna aplicación en su teléfono sobre registros de ingresos, egresos (gastos), ahorros, entre otros.

Lea: Aquí la clave para cumplir sus metas financieras antes que finalice el 2021 | Tu Nota