La directora ejecutiva del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), manifestó este lunes que desde el Gobierno de la República se construye un mensaje que busca amedrentar y callar las voces que consideran disonantes. En ese sentido, la titular del CNA dijo que con estas acciones las autoridades hondureñas buscan orillar a las personas a no expresarse, señalar y no hacer oposición constructiva.