Desde hace un mes, cerca de 95 menores que sufren de un tipo de anemia luchan a diario por sobrevivir ante la falta de medicamentos en el Hospital Escuela. Los padres de estos infantes necesitados del medicamento Hidroxiurea se han visto en la obligación de comprarlo en farmacias privadas, sin embargo, el alto precio del tratamiento agota los recursos y pone en peligro a los afectados.