En 2016 una nota periodística del diario New York Times estremeció la sociedad hondureña al evidenciar a la cúpula de la Policía hondureña implicados en actos de corrupción con narcotraficantes.