El mandatario mantiene que el incendio inició porque migrantes perdieron colchones como protestas porque presuntamente iban a ser deportados a sus países de origen desde un centro de detención del Instituto Nacional de Migración (INM), ubicado en Ciudad Juárez, Chihuahua.

"Todo indica de que fue una protesta, le prenden fuego a unas colchonetas, y se produce un incendio y sobre todo hay intoxicación porque la puerta estaba cerrada porque quien tenía la llave no estaba", reveló AMLO en conferencia de prensa.

"Desde luego los que prendieron fuego no estaban pensando de que la puerta estaba cerrada, porque nadie actúa de esa manera, no van a suicidarse, era una protesta y lamentablemente sucede esta desgracia", agregó.

El presidente de México lamentó las situaciones que sufren los migrantes que atraviesan dicho país en su travesía para llegar ilegalmente a Estados Unidos.

VEA: Llegan cuerpos de hondureños muertos en incendio de centro de migrantes en México

Seis hondureños fueron víctimas

El incendio en la estación de migrantes de Ciudad Juárez suscitado el pasado 27 de marzo cobró la vida de 40 personas, entre ellos 6 hondureños, además otros ocho resultaron afectados.

Los compatriotas fallecidos respondían como Edin Umaña, José Ángel Ceballos, Óscar Serrano, Dikson Córdoba, Jesús Alvarado y Alis Santos.

Mientras, los sobrevivientes son Brayan Orlando Rodríguez Fúnez (26), Cristhian Javier Carranza Toro (23), José Alfredo Hernández Muñoz (40) y Juan Carlos Trochez Aguilar (23).

Asimismo, José Armando Rivera Muñoz (29), Juan Carlos De Jesús Gómez (25), Higinio Alberto Ramírez Torres (27) y Óscar Pineda Torres (33).

Por el hecho, que también dejó muertos de Guatemala, El Salvador, Colombia y Venezuela, se procesó a tres empleados del INM, un guardia privado y un migrante venezolano.

Los funcionarios y el vigilante enfrentan cargos por homicidio por omisión dolosa y lesiones; mientras el indocumentado de homicidio con acción dolosa y lesiones por presuntamente haber iniciado el incendio.

LEA: EE. UU. busca 'vías seguras' para migrantes aunque advierte a los ilegales