Salvador Ramos, se volvió tendencia en las noticias a nivel mundial tras perpetrar un tiroteo el 24 de mayo donde mató a 19 niños y dos maestras en una escuela de Uvalde, Texas, Estados Unidos, esto después de disparar contra su propia abuela.

El joven cumplió 18 años hace una semanas, día en el que compró su primer rifle de asalto y con el que desató el horror en la comunidad mencionada, antes de fallecer tras ser abatido por agentes policiales durante la masacre en el centro educativo.

Las autoridades aún no saben qué llevó a Ramos a cometer el atroz hecho, puesto que lo que saben de él es que es un desertor de la escuela, sin antecedentes penales, pero que publicó tres mensajes en Facebook anunciando sus planes, contó el gobernador de Texas, Greg Abbott, en rueda de prensa. 

Vea también: Salvador Ramos amenazó con tiroteos y violaciones en las redes sociales

En el primero advirtió que iba a dispararle a su abuela de 66 años, con quien vivía, algo que cumplió al herirla en la cara.

Días después del suceso, el abuelo de Salvador Ramos, Roland Reyes, abrió las puertas de su casa, donde su nieto atacó a su esposa.

En la publicación de la periodista Ali Bradley, el sexagenario explicó como se encuentra la vivienda; "hay sangre en todo lado, tengo que limpiar".

Puede interesarle: Una bruja fue clave para dar con el paradero de 'Matamba', el narco más buscado de Colombia