Camila fue invitada a disfrutar de una tarde de piscina en la casa de Ana Rosa Díaz, amiga de su madre, Margarita Ortega, el miércoles 27 de marzo, cuando ocurrió el incidente.

La niña nunca abandonó la residencia de Rosa, según afirmó esta última, quien declaró que Camila no había llegado a su hogar. Sin embargo, las cámaras de seguridad de la zona captaron su salida acompañada de un hombre cargando bultos.

El cuerpo de Camila, con signos de ahorcamiento, fue descubierto el Jueves Santo. La menor fue sepultada el Viernes Santo, dejando un vacío imborrable en el corazón de sus seres queridos.

"Mataron a mi niña y parte de mí. Mi vida nunca será la misma", expresó la madre de Camila a Noticias Telemundo.

PUEDE LEER: 'Linchan en Taxco video sin censura': una mujer fue atacada por creerla culpable del secuestro de Camila

La muerte de Camila desató conmoción y furia entre los habitantes de Taxco, quienes capturaron a la mujer sospechosa de haberle arrebatado la vida a la niña y la sometieron a un linchamiento hasta provocarle su muerte.

"Yo quería que estuviera viva para que sufriera al igual que yo voy a sufrir, pero pudriéndose en la cárcel", manifestó Margarita Ortega.

El secretario de seguridad de Taxco, Doroteo Eugenio Vázquez, ha responsabilizado a la madre de Camila por omisión de cuidado al permitir que su hija saliera sin las medidas de seguridad adecuadas.

"No es culpa mía, siempre cuidaba a mi hija, tengo tres", respondió Margarita a Vázquez.

Las autoridades capturaron al esposo de la mujer que murió linchada para investigarlo por el delito de femicidio.

VEA: En frontera de Texas rescatan a 11 menores hondureños que viajaban solos a EE. UU.