El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, arremetió el lunes contra Tareck El Aissami, exministro de Petróleo detenido por corrupción, acusándolo de participar en una supuesta conspiración con la oposición y Estados Unidos para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Tareck El Aissami, quien en el pasado ostentó un poderoso cargo como zar petrolero, fue arrestado el pasado 9 de abril en relación con una trama que habría resultado en un desfalco de aproximadamente 17 mil millones de dólares en la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), involucrando a otras 65 personas que también se encuentran bajo detención.

Calificativos

Saab calificó a El Aissami como el "jefe" de una "mafia corrupta" y sugirió la existencia de una "lamentable conspiración política", vinculando al exiliado líder opositor Leopoldo López.

Lea: EE. UU reactiva sanciones a Venezuela

Según el fiscal, este entramado no solo implicaba corrupción financiera, sino también corrupción política e ideológica, alineándose con fuerzas adversas a la patria.

Grabaciones

Además, Saab reveló la existencia de grabaciones de conversaciones entre Samark López, mano derecha de El Aissami y empresario detenido, con dirigentes opositores exiliados como Leopoldo López, Julio Borges, Carlos Vecchio y Carlos Ocariz, exalcalde de uno de los municipios de Caracas. Estos registros son del año 2020.

Denuncia

El presidente Maduro, en una transmisión por la televisión estatal, denunció la presunta formación de una "mafia muy corrupta" que habría colaborado con la derecha extrema y el gobierno de Estados Unidos.

Según Saab, "El Aissami, Samark y todo el conglomerado corrupto que los acompañaba" mantenían contactos con funcionarios estadounidenses como el embajador James Story, quien estuvo al frente de la oficina para Asuntos de Venezuela en Bogotá.

Leopoldo López negó las acusaciones de "conspiración", aunque admitió haber conversado con la mano derecha de El Aissami, argumentando que había mantenido comunicaciones con diversas figuras del régimen debido a su interés en un cambio en Venezuela.

Carlos Ocariz también reconoció los contactos, pero afirmó que se debieron a una propuesta para liberar recursos congelados por sanciones y destinarlos a planes sociales en medio de la pandemia de coronavirus.

Nuevos arrestos

El fiscal dejó entrever la posibilidad de nuevos arrestos en el marco de esta investigación. La pesquisa sobre esta trama en PDVSA se inició hace un año, tras lo cual El Aissami renunció y desapareció de la vida pública hasta su detención.

Desde 2017, la fiscalía ha llevado a cabo más de 30 investigaciones de corrupción en PDVSA, lo que ha resultado en acusaciones contra otros tres exministros de Petróleo: Nelson Martínez, quien falleció en prisión; Eulogio Del Pino, actualmente detenido; y Rafael Ramírez, prófugo en Italia.

También lea: La CIDH acusa a Venezuela de violar DD. HH. para "desalentar la participación política"