El Tribunal de Apelación de la localidad marroquí de Juribga confirmó hoy la pena de 2 años de cárcel impuesta a una mujer por sus comentarios en Facebook poniendo en duda la autoría del Corán, al atentar contra la religión musulmana.

Según informaron a Efe fuentes de su defensa, el tribunal comunicó su decisión esta tarde tras acoger durante todo el día la vista de la apelación presentada por los abogados de la mujer, Fatima Karim, contra la sentencia dictada en primera instancia el pasado 15 de agosto.

La corte mantuvo así los 2 años de cárcel impuestos a la mujer, de 39 años de edad, por "atentar contra el islam" tras haber publicado una serie de mensajes satíricos sobre versículos del Corán en su cuenta en Facebook.

En una de las publicaciones, compartió una foto de una mujer con burka y minifalda cerca de una carpa en la que está escrito el versículo del Corán "huríes, retiradas en los pabellones", acompañando la foto con el comentario: "Cuando lees en el Corán que el acto sexual con las huríes ocurre en las carpas, que sepas que el autor es del desierto, concretamente de Arabia Saudí".

Se trata de uno de los diez mensajes que Karim publicó en dos páginas que tiene en Facebook y que figuran en la sentencia del Juzgado de Primera Instancia. En estas publicaciones la mujer cita versículos del Corán o dichos del profeta y los acompaña con comentarios.

Lea además: ¡Insólito! Hombre se sube a autobús solo para prenderle fuego y todo quedó grabado

La sentencia confirmada hoy en apelación consideró que esos comentarios no se podían amparar en la libertad de expresión, ya que esa libertad no puede contradecir -argumentaba la resolución- otros artículos de la Constitución marroquí y concretamente en número 1, que considera la religión musulmana como "constante sobre la que se basa la nación".

La condenada, indicaba la sentencia, actuó con sus comentarios abiertos al público fuera de las disposiciones de la Constitución, de las constantes del Reino y de sus leyes.

Según la sentencia, en su comparecencia en julio ante el juzgado la mujer reconoció que todos los comentarios eran suyos, dijo que el Corán lo había escrito Otman Ibn Affán en el desierto de Arabia Saudí y que el Dios al que se refería en sus comentarios es el de los musulmanes.

En su última palabra en el juicio en primera instancia, Fatima Karim afirmó de que en caso de que hubiera habido un malentendido en sus mensajes, pedía disculpas.

El artículo 267-5 del Código Penal marroquí castiga con penas de entre seis meses y dos años y una multa de hasta 200.000 dirhams (unos 20.000 euros) a cualquiera que "atenta contra la religión islámica, el régimen monárquico o incita a atentar contra la integridad territorial del reino".

La pena puede aumentar hasta cinco años de prisión si el insulto se hace en público, inclusive por medios electrónicos y audiovisuales

Le podría interesar: Por tercer día consecutivo buscan a niño arrastrado por una quebrada