Oficialmente denominado 12P/Pons-Brooks por la NASA, este cometa ha recibido el apodo de diablo debido a su formación de dos "cuernos" compuestos de hielo y gas, junto con su impresionante tamaño y el intenso color rojo brillante que lo caracterizan.

Científicos han estimado que el "cometa diablo" tiene un diámetro que oscila entre 17 y 30 kilómetros, tres veces mayor que el monte Everest, la montaña más alta del planeta. Su aproximación a la Tierra no representa ningún riesgo.

Este astro se aproxima a este planeta aproximadamente cada 70 años, y será entre abril y junio de 2024 cuando los habitantes de México, Estados Unidos y Canadá podrán observarlo a simple vista o a través de telescopios y binoculares.

La NASA ha explicado que el cometa en realidad se encuentra aproximadamente 70 veces más lejos de la Tierra que la Luna. Después de verse en 2024, el astro se observará hasta el año 2095.

De acuerdo con los científicos, la mayoría de los cometas, a medida que se acercan al sol, se vuelven más cálidos y brillantes. El hielo se convierte en gas y arrastra el polvo, formando la tradicional cola asociada a los cometas.

La NASA ha informado que el 12P/Pons-Brooks ha experimentado enormes aumentos de brillo con dos grandes explosiones, la primera en julio de 2023 y otra este mes de noviembre, lo que ha causado que tome la forma de un diablo con cuernos.

PUEDE LEER: ¿Qué es el cobalto y cuáles son sus usos en la tecnología?