Un dispositivo que, como subrayó la directora general adjunta de la Policía Nacional, Céline Berthon, pretende además garantizar la "seguridad general" para permitir que las fiestas transcurran "sin contratiempos" y para que haya "seguridad en las carreteras".

En total, "73 unidades de fuerzas móviles", incluidas cinco nuevas de antidisturbios, serán las encargadas de intervenir en caso de disturbios, detalló Darmanin.

Lea: Incautan $300 millones en operación internacional contra estafas en internet

También se desplegarán 5 mil soldados de la operación antiterrorista Sentinelle, destinada a la adaptación permanente en escenarios de amenaza, y 35 mil bomberos, prosiguió.

Un despliegue "disuasorio" con el que el ministro espera que los ciudadanos puedan celebrar con normalidad estos festejos que congregarán a más de un millón de personas en los Campos Elíseos, donde habrá un concierto y fuegos artificiales.

Allí habrá drones vigilando la zona y en el resto de la región de París otros dos helicópteros se mantendrán alerta.

Darmanin hizo hincapié en que Francia está "especialmente amenazada desde hace muchos años" y ahora aún más por lo que está ocurriendo "en Israel y Palestina".

Impedirán uso de algunos artefactos

Otro aspecto que también se tendrá en cuenta será la identificación de objetos que puedan ser usados contra las fuerzas de seguridad y los edificios públicos, en particular morteros de artificio.

Contra los artefactos incendiarios, Berthon advirtió de que las fuerzas del orden recurrirán incluso a los Justicia para impedir su utilización o para requisarlos. Varios departamentos también prohibirán el consumo de alcohol en la calle, la venta de combustible y fuegos artificiales por particulares. 

Además: ¿Portales u ovnis? Captan extrañas luces en cielo de Milán